La Unión | DEPORTES

El valor de la constancia: Ousmane N'Dong, el senegalés que asoma en Lanús

Entrevista. Tiene 21 años, estuvo un año sin jugar en Reserva y ahora busca cumplir su sueño de ser el primer senegalés en jugar en la Argentina. 

Ousmane NDong el senegalés que se perfila para ser titular

Crédito: Prensa Club Lanús

Ousmane N'Dong, el senegalés que se perfila para ser titular.

Cuando el senegalés Ousmane N'Dong llegó a la Argentina en marzo de 2018 para probarse en Lanús tuvo que pasar por un difícil proceso de adaptación. No sólo en lo futbolístico, sino también en lo personal, dado que el cambio de cultura de un país a otro es lo suficientemente significativo como para poner a prueba la templanza y la fe de cualquier joven de 18 años. No obstante eso, por su tenacidad y su confianza en sí mismo, hoy está en la consideración de Luis Zubeldía para pelear por un lugar. Se convertirá en el primer senegalés en jugar en la Argentina. 

"Fue muy difícil la adaptación. Me costaba mucho al principio. Me ayudó un amigo, Cristian Ferreyra (jugador de River), ya que vivía con él cuando llegué. Me tuvo que enseñar todo lo que tenía que ver con el idioma, las comidas. Me enseñó muchas cosas. Siempre le voy a estar agradecido", confiesa en diálogo con La Unión. 

A pesar de lo complicado que puede resultar cambiar de cultura y adaptarse a un fútbol completamente diferente, Osumane nunca se movió ni un milímetro de su objetivo principal. "Nunca pensé en volver. Siempre confié en mí. Sabía que algún día me iba a llegar. Tuve que adaptarme a otro futbol, a otra manera de jugar, al ritmo, a una velocidad mayor. Estuve un año sin jugar en Reserva. Me estuve entrenando solo porque no me llegaba la oportunidad, pero nunca dejé de confiar en mí", explicó. 

"Estuve un año sin jugar en reserva. Me estuve entrenando solo porque no me llegaba la oportunidad, pero nunca dejé de confiar en mí"

Lanús tendrá un arranque muy complejo, ya que deberá recibir, primero, a nada más y nada menos que al San Pablo de Brasil, por la segunda fase de la Copa Sudamericana, y el sábado a Boca, el último campeón de la Superliga. En ese contexto, tras las salidas de Lautaro Valenti y Ezequiel Muñoz, N'Dong pelea por un lugar en la zaga central: arrancó los amistosos jugando para la segunda formación, pero, con buenos rendimientos, se fue metiendo en el primer equipo y en el último juego, ante Gimnasia La Plata, compartió zaga con Guillermo Burdisso. 

"Luis (Zubeldía) me pide salida por abajo, pero no es que hay que hacerlo todo el tiempo. Los partidos son distintos. Depende de cómo presiona el rival. Por ejemplo, con San Lorenzo teníamos más espacios. Contra Gimnasia, no", comentó. 

LA DISTANCIA DE LA FAMILIA Y LA AYUDA ECONÓMICA

Comenzar a ganarse un lugar en Lanús no sólo representa un logro personal, sino también una posibilidad de ayudar a su familia, ya que la vida en Senegal se torna muy difícil si no se cuenta con un trabajo estable y bien remunerado. "Hablo todos los días con mi familia. La situación siempre fue complicada, pero gracias a Dios, tengo contrato y puedo ayudarlos. Mi papá se jubiló como policía. Si no tenés trabajo, es muy difícil vivir en Senegal. Y si tenés trabajo, te alcanza para vivir, para tener algunas cosas", contó. 

Esa dificultad económica en Senegal no deja eximidos a los futbolistas, a diferencia de lo que ocurre en la Argentina, como lo asegura N'Dong, que sostiene que un equipo de la talla de Lanús en su país no paga contratos altos ni salarios que permitan tener una tranquilidad. "Cuando te pagan, a los diez días no tenés plata. Y si tenés que ayudar a tu familia, mucho más difícil. No te alcanza para nada", indicó el central. 

En ese sentido, Ousmane explica que, en contraposición con lo que puede suceder con chicos que en la Argentina sueñan con llegar a Primera y salir campeones, en Senegal el sueño de todos es salir de su país para jugar en Europa, no sólo por el salto deportivo, sino también por el objetivo de alcanzar una estabilidad económica. 

En Senegal quedaron su papá y sus hermanos, con quienes habla todos los días. Su mamá falleció hace un año y Osumane valora la palabra de los referentes del plantel, como Lautaro Acosta y José Sand, quienes, según contó, lo apoyan permanentemente y, más aún, cuando se enteraron de la noticia. "Son muy buena gente. El Pepe me carga, pero también me habla seriamente. El Laucha no se cansa nunca de hablarme. Me dijo: 'Ya sabemos lo de tu mamá. Vos tenés que jugar, seguir como hasta ahora'. Eso se aprecia mucho", reveló.

SERGIO RAMOS, EL TOTTENHAM Y EL SUEÑO DE JUGAR EN LA SELECCIÓN

Papa_ramos_99, como se llama en Instagram, le habló a La Unión de su admiración por Sergio Ramos, el baluarte defensivo del Real Madrid y de cómo buscar replicar algunas de sus virtudes. "De él me gustaría tener sus mañas a la hora de marcar. Yo intento hacer lo mismo, pero soy más tranquilo. Tengo que aprender esas cosas de él. Después, la manera de salir jugando, lo puedo hacer bien", comentó, en comparación con su ídolo. 

Sin embargo, al momento de elegir un club europeo al que le gustaría llegar algún día, no eligió al Merengue. "Del Real Madrid, sólo Ramos. Yo soy hincha del Barcelona. Y me encantaría jugar en el Tottenham, por el estilo de juego, por la manera de jugar de los centrales. No me veo en un equipo que reviente la pelota. Se me haría complicado jugar ahí". 

Asimismo, cuando tuvo que hablar de una posible convocatoria a su Selección, se manejó con más cautela. "No pienso mucho en eso. Primero tengo que jugar acá. Si puedo andar bien, estoy seguro que me van a llamar. Pero no es algo que planteo ahora. Sé que me siguen, porque, si bien estamos muy lejos, cuando hay futbolistas senegaleses en otros país, los siguen", concluyó N'Dong.

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS