La Unión | SOCIEDAD

Analizan la vuelta a clases en municipios con bajo contagio

coronavirus. Lo afirmó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, en línea con Trotta que aseguró que "no hace falta una vacuna para volver a las clases".

Se debern respetar estrictos protocolos

Se deberán respetar estrictos protocolos.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó que el Gobierno provincial analiza la posibilidad de recuperar la presencialidad educativa en municipios donde haya baja circulación de Coronavirus. Ayer, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta aseguró que "no hace falta una vacuna para volver a las clases".

La idea elevada al Consejo de Educación consiste en "plantear pequeñas aperturas en distritos del interior donde están con pocos casos", dijo el funcionario. 

En este sentido, sostuvo que cuentan con "indicadores más o menos cerrados para cierta recuperación de presencialidad educativa en algunos grupos muy particulares, no de todos".

"La estrategia que tenemos es en las zonas de fase 3, donde hay mucha circulación del virus, garantizar la continuidad pedagógica en los grupos de chicos y chicas que tienen más problemas", describió Kreplak.

En este sentido, destacó que, a través del programa ATR, la provincia lleva adelante una "propuesta de educación domiciliaria" y precisó que en los municipios que se encuentran "en fase 4 y 5 con baja circulación del Covid-19 "con una serie de indicadores vamos permitiendo distintos aforos a las clases".

No obstante, aclaró que se están terminando de consensuar esos indicadores con el Gobierno nacional, que es el que debe autorizar el eventual retorno a las clases presenciales.

Así, el viceministro aclaró que "la educación genera mucha circulación", por lo que "se podría pensar en ciertas aperturas pero de porcentajes bajos".

El funcionario recordó que "cada país del mundo que abrió demasiado rápido lo educativo tuvo que volver".

Destacó que, en general, se está "haciendo un buen uso de los protocolos" y añadió que la idea es "proponer un esquema previsible a mediano plazo relacionado con indicadores".

Al referirse a la situación epidemiológica, Kreplak insistió en que "la meseta es alta, con una leve reducción en la cantidad de casos en el promedio" pero destacó que "lentamente van bajando los casos en el AMBA y suben en el resto de la provincia".

"Hace mucho tiempo que no estábamos abajo del 60% en la ocupación de camas en AMBA", celebró, pero insistió en que ese indicador "está subiendo en el resto de la provincia".

"No queremos ir haciendo aperturas que nos mantengan en esta cantidad de casos. Necesitamos aperturas con baja de casos", afirmó.

Temas Relacionados
+ SOCIEDAD
ÚLTIMAS NOTICIAS