La Unión | SOCIEDAD

Mucha demanda y poca oferta de casa quintas para veranear

EFECTO PANDEMIA. Por la incertidumbre de lo que pasará en diciembre, enero y febrero, los lomenses consultan sobre alquileres en temporada, pero los dueños piensan en usarlas.

La incertidumbre y la incógnita de qué es lo que pasará durante la temporada de verano, sobre todo en la costa argentina, producto de la pandemia y el Coronavirus, parece haber reactivado el mercado de los alquileres de casaquinta o country privado, con el objetivo de asegurarse un lugar y despejarse del aislamiento y la cuarentena. Los lomenses son parte de los vecinos que generaron una gran demanda y distintas inmobiliarias explicaron el boom de consultas y llamados para fechas disponibles para diciembre, enero y febrero.

"La demanda es enorme, son muchos los que buscan pasar el verano en una casa quinta o un country. El problema es que no hay propiedades en alquiler, porque la mayoría de los dueños deciden usarlas ellos", explicó Vanina Zabala, de la inmobiliaria Lala White Bienes Raíces (Mariano Castex 1277, Canning).

El teléfono para lo único que suena es para alquileres temporales de casa quinta en temporada de verano.

"El teléfono para lo único que suena es para alquileres temporales de casa quinta en temporada de verano. Trabajamos normalmente con aproximadamente 15 condominios, pero todavía existe esa incógnita por parte del dueño de no saber si alquilarla o usarla", fue la palabra de Nai Sánchez, empleada de Proyecto Canning Gestión Inmobiliaria, mientras Marcelo Mancini, de Puente Propiedades, admitió recibir "entre 20 y 30 llamados por día" sobre el tema.

"Tenemos sólo cuatro propiedades en barrios privados y ya están alquiladas para diciembre, enero y febrero. Las reservas son, generalmente, por un mes. A lo sumo por una quincena, pero no por semana o por días", detalló Vanina, mientras que Marcelo contó que, a falta de más de dos meses para la temporada de verano, los pocos dueños que ponen a disposición sus casas lo hacen para alquilarla durante toda la temporada de verano.

Tenemos sólo cuatro propiedades en barrios privados y ya están alquiladas para diciembre, enero y febrero. Las reservas son, generalmente, por un mes. A lo sumo por una quincena, pero no por semana o por días.

Al ser consultados por los precios, Lala White indicó que los valores se manejan en dólares y que están incluidos los gastos del encargado de mantener la pileta, el jardinero y los honorarios de la inmobiliaria.

"Los vecinos se inclinan por estas opciones porque van a lo seguro. Con la incertidumbre de no saber si se va a poder vacacionar en la costa o en otros puntos del país, prefieren reservar un lugar para despejarse", contó Vanina sobre su punto de vista.

Para finalizar, Marcelo dijo: "En Canning, Ezeiza y San Vicente había muchas casas de temporada que ahora pasaron a ser de estadía semanal. Vivimos en un cambio cultural provocado por el Coronavirus".

Temas Relacionados