Rodríguez: "Fue una sensación superior a cuando empecé a correr"

entrevista. El atleta del Auriga Running, además docente y bombero voluntario, expresó su alegría por volver a correr y destacó el trabajo que realizan sus profesores.

El atleta Sergio Rodríguez, como tantos otros deportista, comenzaron a salir del encierro y a respirar aire puro. Los días se hicieron eternos, pero de a poco, la rutina se fue encausando. "Retomé el entrenamiento. Estoy corriendo en el Parque de Lomas con mi señora. Volviendo de a poco, hace un mes. Peleándola, siempre para adelante", le dijo a La Unión.

"Fue una sensación espectacular, creo que fue superior a cuando empecé a correr. En aquel momento no me daba cuenta lo que sentía y volver a correr no tiene palabras. Respirar el aire libre otra vez, disfrutar del ambiente. Fue impresionante. Con mi señora siempre mantuvimos los protocolos de aislamiento y el tiempo que se estuvo que estar en cuarentena se respetó respecto a lo deportivo. Volver a salir...no sé, fue como una explosión de placer", manifestó el deportista del Auriga Running.

Desde que se decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO), no quedó remedio que guardarse, pero el entrenamiento dentro de cuatro paredes o en los espacios disponibles, no es lo mismo que al aire libre. "El cambio físico se siente. La cuarentena nos tiró bastante para atrás, desde lo moral también. Seguimos haciendo trabajos estáticos en casa, de fuerza. Lorena (Mourkarzel) nos seguía pasando con José (Santero) los entrenamientos que íbamos haciendo en casa. Teníamos algunos vivos de Instagram y teníamos que ir repitiéndolos. Obviamente que no es lo mismo, tuvimos la posibilidad de traer un elemento para agregarle a la bicicleta y ponerlo fijo y entrenar", comentó Rodríguez. 

Y agregó: "No es lo mismo estar en la calle que adentro, pero hubo que readaptarse y hacerlo. En lo físico tuve un aumento de peso que estamos trabajando para bajarlo. Empezamos como despacito otra vez, lo importante es que pudimos volver y hacerlo y siempre con los cuidados pertinentes. Gracias a Dios pudimos volver, hay mucha gente que les costó y todavía le cuesta. A nosotros cuando nos dijeron pueden salir, salimos, la verdad es esa".

Los que estamos volviendo lo estamos haciendo con vistas al próximo año, es un volver a empezar porque nos tomó por sorpresa a todos. Cada uno trató de solucionar con la impronta que tenía.

Por el momento, es solo arrancar de nuevo. Lo que resta de 2020, en cuanto a competencias, es inviable. "El panorama para volver este año es bastante oscuro. Tenemos puesta la cabeza en el año que viene, por lo menos yo apunto a eso. A nivel provincia de Buenos Aires todavía estamos complicados. Los que estamos volviendo lo estamos haciendo con vistas al próximo año, es un volver a empezar porque nos tomó por sorpresa a todos. Cada uno trató de solucionar con la impronta que tenía. Entiendo que para marzo podría normalizarse el tema de las carreras", dijo el también docente y bombero voluntario.

Al mismo tiempo, puntualizó: "El 2021 es pensar en volver. Y 2022 quizá profundizar, llegar a una carrera más larga, a los 42k. otra vez, algún Cruce o una carrera más desarrollada. En el atletismo es difícil perder un mes, imagínense de lo que es casi seis meses. Pero bueno, esto es mérito de mi familia que apoya y de los entrenadores para mantener el nivel más o menos a tiro".

Por último, Sergio hizo hincapié en lo fundamental que es tener dos entrenadores que están al pie del cañón: "Lorena y José tienen esa característica de acompañar no solamente en lo físico, sino también en lo moral y estar pendientes. Hay días que te llaman y te preguntan ¿Cómo siguen? ¿Cómo están? ¿Están todos bien? El equipo siempre está pendiente el uno del otro. A veces uno piensa que el atletismo es un deporte individualista y la verdad que con un equipo es mucho más fácil. Tenemos la contención del equipo, de los entrenadores y la familia, que conforman un buen combo y te permite seguir adelante, a estar en pista".

Temas Relacionados
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS