La Unión | LOMAS

Dolor por el fallecimiento de Roberto Barrientos, veterano de Malvinas

A los 56 años. Murió a causa de complicaciones derivadas del Covid-19. Sus compañeros y amigos lo despidieron con dolor. Post guerra, dedicó su vida a luchar por los derechos de los combatientes.

Después de protagonizar una lucha cuerpo a cuerpo durante casi un mes contra el Coronavirus, a los 56 años falleció Roberto Barrientos, vecino de Lomas de Zamora, que en la Guerra de Malvinas combatió en la Compañía de Ingenieros 601 y como veterano dedicó su vida a pelear por los derechos de los combatientes.

Lo que pasó en la despedida de sus restos fue una muestra cabal de lo que Barrientos significó para muchos. Estuvieron presentes sus hijas, veteranos de distintos centros, personal de distintas armas, amigos, y una trompa del Regimiento de Patricios que ejecutó un toque de silencio.

El dolor por su partida estuvo acompañado también por los mejores recuerdos de sus allegados. Todos los que compartieron una palabra sobre él coincidieron en lo mismo: Barrientos era un "gran tipo", un "enorme compañero" y "alguien que daba daba lo que no tenía para ayudar al otro".

Según pudo averiguar La Unión, el excombatiente tuvo que ser internado por Covid-19 el 21 de agosto pasado. Estuvo en terapia intensiva y mejoró. Pero cuando lo pasaron a una habitación común, otras complicaciones agravaron su estado, hasta que su cuerpo no dio para más.

Desde el Centro de Veteranos de Guerra de Lomas de Zamora comunicaron la noticia por redes con dolor. "Se nos fue un luchador por la causa Malvinas, a la que dedicó gran parte de su vida y trabajo defendiendo a todos los veteranos de guerra", expresaron a través de un sentido posteo.

El jefe de Gabinete municipal, Guillermo Viñuales, también le dedicó algunas palabras. "Lo que no pudo la guerra, lo pudo el Covid combinado con la neumonía", se lamentó.

Barrientos "fue Malvinas el 12 de abril y volvió al continente el 14 de julio en el último barco que salió de allí, donde también vinieron los comandos que habían quedado prisioneros. Durante ese último mes estuvo como voluntario para ser traductor entre ingleses y argentinos, y levantar los campos minados", recordó Viñuales.

Siempre comprometido con la causa, desde hacía cerca de diez años se desempeñaba en la Oficina de Veteranos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. "Recorría todo el país para asistir y asesorar a los veteranos", agregó el jefe de gabinete local.

Sus amigos y cercanos insisten en lo mismo, Barrientos se desvivía por destrabar trámites, solucionar problemas, ayudado por su gran conocimiento que poseía de la legislación referida al veterano. Con tanta dedicación consiguió que se impulsara la ley de jubilación anticipada para sus compañeros.

Grandote, de pelo canoso y una sonrisa permanente, Barrientos tenía una participación activa en la Comisión de Enlace de Veteranos de Guerra de Lomas de Zamora y era miembro de la mesa consultiva de la Comisión Nacional de Ex Combatientes, que depende del Ministerio del Interior.

En 2019, después de mucho meditarlo, logró volver a las islas y reencontrarse con su pasado. El video después de que se enterara estaba en la lista de seleccionados y que iba a viajar todavía está colgado en las redes del Municipio, que hoy más que nunca, lo recuerdan con gloria.

+ LOMAS
ÚLTIMAS NOTICIAS