Alguibay: "Los chicos están felices, los desborda la emoción"

Patín. La actividad volvió en los espacios de Vergara y Rincón, bajo estricto protocolo sanitario. La profesora Melina contó cómo fue el regreso a los ensayos.

Siguiendo el protocolo de la Provincia de Buenos Aires que posibilitó el regreso de los deportes al aire libre, el Club Atlético Banfield dio inicio a las clases de Patín en dos espacios: la Sede Social de la calle Vergara y el predio de Rincón y las vías.

Allí, un grupo de patinadores recuperó la sonrisa, volvió a deslizarse sobre ruedas y de a poco va saliendo del encierro para recuperar el tiempo perdido, sentir el sol y el viento en sus cuerpos y las ganas de estar nuevamente en contacto con la naturaleza y sus amigos.

Melina Alguibay es la profesora que lleva adelante las clases, cumpliendo a rajatabla con todas las imposiciones sanitarias para estos casos. "Hace dos semanas venimos patinando en los espacios únicamente habilitados, con grupos reducidos de personas. Los lunes de 15 a 17 y martes y jueves de 16 a 18.30", explicó la docente en diálogo con La Unión.

A los patinadores que concurren a los lugares citados se les toma la temperatura, tiene que llegar con un permiso de circulación, cuentan a su disposición con alfombras impregnadas con lavandina, alcohol en gel en distintos lugares, cada media hora se higienizan las manos y cada uno se presenta con dos barbijos, uno para la entrada y otro para la salida. Los papás no pueden ingresar, solamente está permitida la entrada de los deportistas. Básicamente esos son algunos de los requisitos esenciales para el desarrollo de la disciplina.

Para que los contactos fueran más didácticos y entretenidos hubo charlas sobre nutrición, psicología, preparación física y danza clásica.

"Los chicos están felices, los desborda la emoción. Hubo que tener cuidados extremos en las primeras clases porque se mostraron muy ansiosos. Se les explicó los procesos educativos, esta nueva modalidad del distanciamiento social, de que no aparezca ningún caso positivo porque al primer síntoma debemos cerrar y volver a las prácticas vía Zoom", dijo Melina. Otro dato no menor es que todos los días los padres deben presentar una declaración jurada describiendo que en este tiempo no hubo ningún contacto con personas infectadas.

Generalmente, los deportistas, y más si son de corta edad, van perdiendo interés en las clases con la plataforma Zoom. Pero la profe comentó que le fueron encontrando la vuelta para que sea más interesante. "Para que los contactos fueran más didácticos y entretenidos hubo charlas sobre nutrición, psicología, preparación física y danza clásica. Y se bajó una propuesta recreativa desde el club donde se contrató a animadores para festejar la semana de la Niñez", sostuvo Alguibay, que además de llevar adelante las clases de Patín en Banfield también lo hace en el Club Brown de Adrogué.

Gracias al regreso de la actividad al aire libre, mucha gente que pasa o frecuenta los espacios de Vergara y Rincón observa a los patinadores y preguntan si hay clases para adultos. "La gente necesita salir y realizar actividad física", remarcó Melina.

La Confederación Argentina de Patín tiene su calendario de torneos presenciales definido. Lo que se viene es el Torneo Panamericano de Guayaquil, Ecuador, previo Selectivo. "No lo veo posible, más allá de no tratarse de un deporte de contacto se necesita un estadio y si cada participante lleva un acompañante la cantidad de personas se duplica. Personalmente, hasta que no esté la vacuna, es complicado. También está la posibilidad de los campeonatos virtuales, pero por el momento no se avanzó en el tema", finalizó Alguibay.

Temas Relacionados
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS