La Unión | DEPORTES

Olivares: "Contento de haber hecho historia en Brown de Adrogué"

Copa Argentina. Se cumplen dos años del gol de Maravilla y las atajadas de Martín Ríos en el estadio de Lanús. Una vez más, el Tricolor volvía a amargar al Rey de Copas.

La Copa Argentina es apasionante. Desde que se reeditó el certámen, los batacazos estuvieron a la orden del día. Humildes equipos del ascenso y/o del interior del país dejaron en ridículo a los poderosos de Primera División o de la (ahora) Primera Nacional.

El 10 de septiembre de 2018, en el estadio Néstor Díaz Pérez, de Lanús, Brown de Adrogué escribió otra de sus gloriosas páginas frente a Independiente. Ya lo había puesto de espaldas en 2013, en su primer partido en la vieja B Nacional, cuando el Rojo había descendido. El Tricolor se impuso en Avellaneda por 2-1, ante el estupor del Rey de Copas.

Y otra vez, Brown no se puso colorado. Eso sí, debió remar contra la corriente. Empezó 0-1 la noche en La Fortaleza por el gol de Silvio Romero, de penal. El de Adrogué tuvo la chance de empatar con otro penal de Juan Manuel Olivares, pero Martín Campaña lo atajó.

"Ese día se me pasaron por la cabeza un montón de cosas por cómo se dio el partido. Tuve muchas sensaciones. Fue increíble, porque empezar perdiendo y tener la oportunidad de patear un penal y errarlo...Termina el primer tiempo y se me caía el mundo encima, me quería meter bajo la tierra", recordó Maravilla en diálogo con La Unión.

Pero el 10 tuvo revancha. Y con un latigazo fuerte, a media altura, empató las acciones. "Gracias a Dios en el segundo tiempo me toca convertir y pasó de ser algo triste a una felicidad inmensa. Inimaginable porque esa clase de partidos no se dan todos los días, menos de hacerle un gol a un equipo como Independiente", dijo el volante ofensivo.

Los 90 minutos terminaron 1-1. Y el pasaje a octavos de final se definía desde los 12 pasos. "Y en los penales debés tener esa cuota de suerte. Además de eso teníamos un gran arquero como Martín (Ríos) que realmente no hay palabras para describir lo que él hizo y lo que hace hoy en día en Brown. Pudimos convertir todos los que pateamos, Martín atajó dos y fue un día inolvidable, que siempre está en la cabeza de uno. Contento por haber hecho historia en un club tan lindo como Brown de Adrogué", finalizó Olivares.

Los 11 que salieron a la cancha fueron: Martíon Ríos; Matías Cortave, Ignacio Bogino, Enzo Ortiz e Ignacio Liporace; Leonardo Zaragoza (Adrián Maidana), Marcelo Lamas, Juan Olivares y Albeto Stegman; Braian Guillé y Leandro Garate (Nicolás Benegas). Suplentes: Sebastián Anchoverri, Emir Faccioli, Iván Silva, Maximiliano Resquín y Lautaro Mesa.

Ríos venía de ser clave en otra tanda de penales ante San Martín de San Juan en cancha de Deportivo Morón. En Lanús, atajó los remates de Emanuel Brítez y Jorge Figal, mientras sus compañeros no fallaron: Juan Olivares, Alberto Stegman, Nicolás Benegas y Braian Guillé.

Esa noche, también quedó grabada la frase de Pablo Vico en la arenga ante de los penales: "Estamos orgullosos, solo falta un paso más: los penales. Rompan el arco, no busquen el lujo ni el lucimiento personal y gracias por todo lo que demostraron, mucho huevo". 

El Bigotón soñaba con enfrentar a Boca en semifinales, pero en cuartos, Brown fue eliminado por Central Córdoba de Santiago del Estero, y el Xeneize perdió frente a Gimnasia y Esgrima La Plata. De todos modos, otra proeza ante Independiente ya estaba escrita.

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS