La Unión | historias lomenses

Vive en Estados Unidos, pero aún recuerda un bar emblemático de Turdera

Nostalgia. Juan Copat nació en Temperley, pero hace más de 50 años que vive en el país del norte. Su prima publicó una postal que él le envío en un grupo lomense y se hizo viral.

Los recuerdos de los buenos momentos quedan para siempre y para que nunca mueran hay que saber compartirlos y a eso apuntó Juan Copat (83) cuando decidió enviar a su prima que vive en Lomas, una imagen de una postal que reflejaba un bar emblemático de Turdera. Ella la publicó en Facebook y enseguida recibió muchos comentarios.

Juan nació en Temperley, pero desde 1968 vive en Estados Unidos, pero eso no lo hizo olvidar sus raíces y los lindos momentos que pasó junto a muchos de sus amigos de ese entonces.

"La postal del Café Bar La Curva de Turdera de los años '60 se la mandé a mi sobrina Carla porque es uno de los recuerdos que tengo acá y no quiero que se pierdan ya que es una de las tantas cosas que ya no existen en Lomas", contó Juan en diálogo con La Unión.

Esa imagen que Carla publico en el grupo Turdera Conectado de Facebook recibió unos 90 buenos comentarios de diferentes recuerdos de los vecinos de la zona y fue compartida 20 veces. Esa gran repercusión lo conectó un poco más a Juan con tantos de esos recuerdos que están en su memoria.

Pero, ¿Cómo nació esa postal de la curva de Turdera?: "Tenía amigos que operaban un imprenta apenas a una cuadra de la curva, y como ese era uno de los puntos de reunión de nosotros, imprimieron mi nombre con una dedicatoria y me la enviaron a EE.UU".

Pero este año decidió enviarle esa postal con tanta historia a su sobrina Carla: "Ella es la hija de mi hermana que vive en Turdera y para no perder esa postal se la mande porque hasta ese momento la he conservado como un grato recuerdo".

Aunque Juan hace más de 50 años que se fue de Lomas, sigue visitando a su familia lomense siempre que puede: "mi última visita fue en 2019, justo antes de la llegada del Covid".

EL BAR "LA CURVA" DE TURDERA

Según el mismo Juan, la curva era famosa porque "la avenida Hipólito Yrigoyen terminaba justo ahí, en línea recta seguía de tierra, se hacía la curva y seguía con el nombre Antártida Argentina".

"Recuerdo que el tráfico que venía por Hipólito Yrigoyen con destino a Adrogué tenía que cruzar por Turdera", recordó Juan sobre aquellos tiempos.

El bar de la curva era una visita obligada de los jóvenes del momento. "Yo lo conocí, lo frecuentaba casi diariamente, los domingos era típicos tomar allí un vermouth al mediodía y quedarse discutiendo sobre fútbol, carreras de autos y cualquier otro tema de momento y sobre todo se hablaba de los que había pasado en el baile del sábado a la noche", manifestó el vecino que vivió sobre la calle Soler en Temperley.

"Para los jóvenes de hoy estas historias les puede parecer un poco raras, pero aquellos eran otros tiempos", concluyó con nostalgia Juan que además confesó que dos de sus amigos más allegados con los que mantuvo contacto "fallecieron no hace mucho".

Las historias y los recuerdos van a seguir allí siempre que alguien decida compartir alguna de esas imágenes que son parte de los sentimientos de cada vecino lomense.