La Unión | DEPORTES

Camoranesi elogió al equipo de Almirón

Lanús. El exvolante Granate dijo que el campeón de 2016 fue uno de los mejores que vio en los últimos tiempos. Hoy técnico en Eslovenia, no descartó volver a la Argentina.

 

No fueron muchos los años que Mauro Germán Camoranesi jugó en el fútbol argentino. Aldosivi, Banfield, Lanús y Racing son los que pudieron contar con la presencia del exvolante campeón del mundo con el seleccionado italiano en Alemania 2006.

En el año y medio que estuvo en el Granate, Mauro se ganó rápidamente el cariño del hincha. Llegó a disputar 42 partidos entre torneos y Copa Libertadores, anotando un gol en la goleada a Olimpia de Paraguay por el certamen continental.

Hoy, Mauro dirige al NK Tabor Sezana de Eslovenia, luego de haber pasado por el banco de Coras de Tepic y Cafetaleros de Tapachula (ambos de México) y Tigre. Cultor del buen juego, el tandilense no reparó, a la hora de repartir elogios, al equipo Granate que se coronó campeón con la conducción de Jorge Almirón en el Campeonato 2016 goleando a San Lorenzo de Almagro por 4-0 en el estadio Monumental de River Plate a final única.

"El Lanús de Almirón fue el mejor equipo argentino que vi en el último tiempo". Tremenda definición del DT de 43 años, quien puso a ese Lanús a la altura del Millonario y poniendo en el podio a uno de los equipos que mejor fútbol desarrolló en el último tiempo. "Como amante del fútbol, disfruto mucho de River. Gallardo le dio un salto de calidad".

Y agregó: "El Barcelona de Guardiola fue el mejor equipo. Logró resultados y trajo cosas nuevas, con una belleza pocas veces vista".

Después de casi 12 temporadas jugando en Europa, el Granate fue el club que le abrió las puertas par su regreso al país. Y eso lo manifestó Camoranesi por aquellos tiempos. "Lanús fue la primera entidad que se interesó en mí. El primer club que me dio la oportunidad de regresar a la Argentina", explicó el jugador que provenía del Stuttgart de Alemania.

Por otro lado, Camoranesi también habló de su presente y no descartó pegar la vuelta a la Argentina. "Mi relación con el fútbol argentino siempre fue un poco extraña. Es que yo soy un perro verde, no me relaciono demasiado con la gente. Pero claro que me gustaría dirigir en Argentina porque mi familia vive ahí. Estoy feliz de poder trabajar como entrenador en la liga de Eslovenia. Mis expectativas son trabajar como entrenador. Y uno lo tiene que hacer en cualquier lado", manifestó. Ya se puso las pilchas de jugador y dejó un grato recuerdo. ¿Puede soñar el hincha de Lanús con Camoranesi sentado en el ba

Temas Relacionados
Ver más:
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS