La Unión | historias lomenses

Lomas: terminó su cosecha de miel justo antes de la cuarentena y ahora la reparte a domicilio

100% PURA Y NATURAL.    

El apicultor Eduardo Alleno se reinventó para que su producto, “Imapampa”, siga llegando a los casas de la región en medio de la pandemia.

Eduardo Alleno es un apicultor de miel local que tuvo la suerte de finalizar la cosecha justo antes de que se decretara la cuarentena obligatoria en el país para aplanar la curva de contagio del Coronavirus. Ante esta situación atípica, se reinventó y sacó el permiso correspondiente que lo habilita a vender la miel “Imapampa” a domicilio, un producto que, asegura es 100 por ciento natural.

“Empezamos a cosechar en diciembre del año pasado y entre el 10 y el 15 de marzo terminamos con todo, justo antes de que toda la problemática del Coronavirus comience acá”, comenzó a contar Eduardo, quien aclaró que fue una suerte que eso sucediera, ya que si quedaban colmenas con miel hubiese sido “muy malo” para la producción y los resultados finales.

Ante la situación que se vive en el país por la cuarentena y el aislamiento social obligatorio, Eduardo decidió seguir en contacto con sus clientes y comercializar sus productos con envíos a domicilio, debido a la insistencia de los compradores, que solían encontrarlo en las ferias, uno de los principales canales de venta, hoy suspendidas. “Una gran verdad, que me di cuenta con el paso de los años, es que yo no vendo miel, sino que me la compran”, reflexionó quien supo ser premiado por el Municipio con el Orgullo de Ser de Lomas, lo que ayudó a que se conozca su producto y marca a nivel local.

“Hay que reconocer que la miel es un producto natural y, según se cuenta hace muchos años, es muy buena y fiel para los dolores de garganta. La que yo vendo cumple con esos requisitos y la prueba está en el espesor, lo que corrobora que es de primera calidad”, aseguró Alleno, quien luego agregó que es fundamental ser honesto con lo que se comercializa, y más si es un producto comestible, ya que la gente confía plenamente en el vendedor.

El lomense explicó que la miel extraída de las colmenas se coloca en tambores de 300 kilos. Luego es fraccionada en recipientes más pequeños, de medio y un kilo, para ser vendidos en los comercios de la zona, más precisamente en Lomas, Lanús y Adrogué, quienes llaman al 1530475650 o 1565623098. “Vendo a minoristas, pero tengo comercios importantes que me compran entre 35 y 40 potes cada 15 días”, contó quien nació en la calle Belgrano y vivió sus 73 años en Lomas, en diferentes barr

Temas Relacionados
Ver más:
+ historias lomenses
ÚLTIMAS NOTICIAS