La Unión | DEPORTES

Gabriel Machicote, Brown y la tradición de coleccionar

Estadística en Adrogué . Nieto y sobrino de coleccionistas, continuó ese camino y hoy tiene una enorme recopilación de la historia del club. Goleadores, referentes, clásicos y equipos memorables, en un repaso bien Tricolor.

Un famoso refrán reza que “la manzana no cae muy lejos del árbol” y en algunos casos se aplica a la perfección. El de Gabriel Machicote es un ejemplo claro. Nieto y sobrino de coleccionistas, continuó con la tradición por estos tiempos y se dedica a perseguir la historia de Brown de Adrogué.

Su vida lo vinculó al Tricolor desde los primeros años. Inferiores en el club, días enteros en la colonia y con sus amigos en los pasillos y las calles del barrio de la cancha. El destino y el corazón lo hicieron coleccionista y apasionada por los colores. Esta es su historia.

“Mi abuelo es José Grasso, reconocido masajista de Temperley que trabajó con el plantel en aquel primer ascenso a Primera en el ‘74. Él era muy amigo de Tito Lectoure (leyenda del boxeo en el Luna Park) y de muchos campeones del mundo. También fue masajista de Brown cuando ascendió en el 96/97 y siempre muy reconocido en el ambiente del fútbol. Cuando falleció me dejó toda la colección que tenía y, a la par, mi tío Salvador me dejó otro montón de objetos e historia”, contó.

Parte de esas estadísticas correspondían a Temperley y Los Andes, la cual repartió entre familiares y otros coleccionistas. Otra parte era de Boca y aún la mantiene. Lo de Brown fue lo más valorado, quedó en sus manos y así empezó este camino de recolección. “En 2006 y como hobby empecé a guardar recortes de diarios, fotos e información general. De a poco me hice de conocidos que me iban acercando cosas y fui completando campañas con las síntesis de todos los partidos”, detalló. A la par, cada fin de semana continuaba con su hábito de visitar el club para seguir al equipo de sus amores.

“Conociendo gente del ámbito te das cuenta que son muchos los que tienen la misma pasión que vos por mantener vivos los momentos que atraviesa el club. En Brown es aún más meritorio porque es un cuadro chico y no hay tanto”, agregó.

“Tengo la temporada completa del ’47 y algo del ’45. Muchos de esos años, Brown estaba en la D y no había tanto material pero de alguna manera siempre me arreglo para ir consiguiendo cosas. He ido a La Unión, a la Biblioteca del Congreso, a Crónica, al Diario Tribuna que era local. Conseguí camisetas de algunos jugadores (las de Tilger o González del ascenso del ’97) aunque lo mío son los recortes y las estadísticas de jugadores”, específico. Gracias a su biblioteca, por caso, se confirmó que Gastón Grecco se convirtió en el máximo goleador de la historia del club, seguido por Rubén “El Fusilero” Tirapelli.

En el ‘debe’ le quedan 184 partidos para tener todas las síntesis del club aunque, en esta época, la más gloriosa, no hay faltantes. “Las campañas del ‘47 las valoro mucho y otras que tengo del ‘59, ’60 y ’61 también porque eran difíciles de conseguir. Además tengo unas 500 fotos de equipos que fui consiguiendo ayudado por fotógrafos y gente del club”, explicó. Todo eso duerme en un santuario Tricolor. “Tengo una pieza entera donde todo está guardado en carpetas y tengo cajas con recortes, con fotos, trato de separar. La idea es hacer un libro, me lo ofrecieron pero pienso que no es el momento, me gustaría hacerlo más adelante cuando mis hijos crezcan y tenga más tiempo para dedicarle a esto”, agregó.

ÍDOLOS Y CLÁSICOS. “En Brown somos pocos pero nos conocemos todos”, dice Gabriel. Y por eso es fácil ponerse de acuerdo en algunas cuestiones. “Vico es el DT más importante de la historia por el contexto y lo que consiguió, sumado a que vive acá –quizás el único caso en el país-, jugó en el club en el 78/79 y marcó 28 goles. Otro histórico es Juan Testone que salió tres veces campeón”, afirma.

En cuanto a jugadores, Grecco, Lema y Zen Bonacorsi, “son de lo mejor que vi en Brown” y entre los equipos “el del ‘80 no lo vi pero perdió tres partidos nada más. Vi el del 96/97 y me pareció un equipo bárbaro y el que ascendió en 2012 al Nacional también jugaba muy bien con Villamayor, Lemos, Minadevino, Grecco, Bordacahar”.

El clásico “es con San Martín de Burzaco” aunque en la tribuna se siente mucho el derby con Temperley. “Con ambos estamos arriba en el historial pero debo reconocer que con San Martín ‘la pica’ es anterior. Por caso, el partido que más gente vi en esta cancha fue contra ellos, un 3-3 en el 96/97 con visitantes. No entraba un alfiler. Ahora miramos a Temperley porque uno siempre aspira a mirar al que está un poco más arriba”, ratifi

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS