La Unión | DEPORTES

Becker cocina para los vecinos de su barrio

Brown de Adrogué. El volante del Tricolor, junto a un par de amigos, prepara la cena para los más necesitados en José Ingenieros, en la zona centro de dicha localidad. Por las noches se sirve un plato caliente y cada vez hay más demanda y vecinos que se acercan a colaborar con los alimentos.

Cuando más se necesita, el argentino abre su corazón y muestra su lado solidario. Iván Becker, jugador de Brown de Adrogué, armó con un par de amigos un comedor que por las noches atiende a personas de bajos recursos en San Nicolás de los Arroyos, localidad de donde es oriundo. La gente se fue acercando de a poco, y hoy ya supera el centenar.

"Normalmente estas cosas las hacemos con dos amigos de la Iglesia, lo que ocurre que ahora se hizo público. Nos acordamos de que también en algún tiempo la pasamos mal y que gente como nosotros en este momentos nos dio una mano y nos ayudó. Es un poco devolver favor por favor", explicó el mediocampista del elenco Tricolor a La Unión.

Iván corta la comunicación, atiende un llamado y retoma el diálogo con este medio. "Se está armando una especie de revuelo, como quien quiere la cosa. No he recibido llamados de ninguna autoridad (política), pero tampoco ésa es la idea. La gente se va enterando de lo que estamos haciendo y recibimos ayuda (todo tipo de alimentos). No salimos a golpear puertas, ni a pedir", explicó acerca de las donaciones que reciben para luego repartir.

El barrio José Ingenieros, en la zona centro de San Nicolás de los Arroyos, ubicada en el extremo Norte de la Provincia de Buenos Aires sobre el Río Paraná y a la vera de la Autopista Buemos Aires-Rosario, es el punto de encuentro donde la gente recibe la comida, ya sea porque no puede salir a trabajar o económicamente no atravieses un buen momento debido a la pandemia del Covid-19 que tiene en alerta al país y el mundo entero.

"Vamos creciendo nosotros y también las necesidades, pero con la tranquilidad de saber que estamos muy bien".

"En la primera semana que comenzamos los alimentos los tratamos de suplir nosotros. Mis familiares, cuñados, nos están dando una mano porque son los más cercanos que tenemos. Pero en la última semana se incrementó el número de gente y a medida que se iban enterando fue cuando tuvimos más ayuda. Vamos creciendo nosotros y también las necesidades, pero con la tranquilidad de saber que estamos muy bien", agregó.

Por cuestiones de tiempos, se decidió que la comida se entregue por la noche, que además es cuando más baja la temperatura y se sufre el frío. Es que, además, en el caso de Iván, debe realizar los trabajos que el club le manda a través del PF Agustín Galeota.

"Un amigo puso la casa y nosotros nos encargamos de la provisión de alimentos por el tema de respetar que no se acumule gente. El que puede se acerca con un recipiente a buscar la comida, y el que no, mi amigo tiene el permiso correspondiente para llevársela a sus hogares", comentó Becker. Los menúes son variados, pero siempre es un plato caliente: arroz, fideos, legumbres, pollo, locro y polenta, acompañado de ensaladas.

Una vez que su costado solidario y el de sus amigos se hizo público, comenzaron a llegarles felicitaciones y casi todos se pusieron a la orden. "Pablo (Vico) se puso a disposición para lo que necesitemos en el comedor. Estoy en contacto con él", finalizó el nicoleño.

Para poder colaborar, las personas se pueden comunicar telefónicamente con Jesús al (336) 4510045 o con Iván al (336) 4180019.

Iván Becker es volante central. Inició su carrera en Belgrano de su ciudad, luego pasó por Deportivo Madryn y Defensores de Villa Ramallo. Y antes de arribar a Adrogué, defendió las camisetas de Fénix, Acassuso y Estudiantes de Buenos Ai

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS