El volante no se guardó nada y habló del flojo presente el equipo, descartó problemas en el plantel y afirmó que el bajó solo obedece a cuestiones futbolísticas.
Luciano Nieto se mostró angustiado por el presente futbolístico de Brown de Adrogué.

La frase de Luciano Nieto resume el pensamiento de todo Brown de Adrogué: “No estamos ligando nada”. El Tricolor está a un punto de la zona de descenso, impensado para un club que en las últimas temporadas se acostumbró a codearse en los primeros lugares.

El volante hizo una fuerte autocrítica en diálogo con La Unión. “La gente que quizás a veces habla del grupo y de las cosas que pasan, si viera como trabajamos en la semana se daría cuenta de que estamos haciendo hasta casi lo imposible para sacar esta situación adelante. A nosotros no nos gusta, somos futbolistas, profesionales. Cuando jugamos no se da, cuando hacemos un gol nos desesperamos e intentamos por arriba a ganar la segunda jugada. Ya no se sabe cómo afrontar la situación”, dijo un angustiado Chichón por el presente que agobia al plantel.

Leé también:  "Si hay una palabra, es gracias a todos"

A pesar de la pobre campaña, el volante señaló que está “triste y mal” porque los resultados no se dan. “No es la expectativa que teníamos. Creo que armamos un gran grupo, un gran plantel para pelear por otras cosas. Y estar peleando los últimos puestos duele porque uno quiere al club, yo me encariñé mucho, hace tres años que estoy acá y no me gusta verlo en la situación que está. Después que hablen lo que hablen, no nos interesa porque estamos fuertes como grupo y seguros de que lo vamos a sacar adelante. De eso no hay dudas, sí nos está costando”, reconoció.

Respecto del empate con Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Nieto señaló que el gol recibido fue de “casualidad” y que después a Brown todo “le cuesta”. “Arrancamos bien, el gol de ellos fue una casualidad. Tampoco que hicieron mucho, vamos a ser realistas. Es injusto que a veces se digan cosas que no son. Sí molestan, como a nosotros nos molesta perder. Y después lo de siempre, nos cuesta, pero vamos a ponerle el pecho siempre”.

Leé también:  Brown de Adrogué hará uso de los tres cupos

Quedan tres fechas por delante: Tigre, Defensores de Belgrano y Quilmes. En este sprint final el equipo tiene que sacar la mayor cantidad de puntos posibles: “Ninguno de nosotros está pensando en descansar durante las vacaciones. Estamos pensando en el partido del fin de semana que viene que va a ser durísimo, que para Brown lo más importante es sumar y que tenemos con qué. No me canso de decirlo porque es injusta la situación que estamos viviendo, entonces la única forma de que los que están afuera se den cuenta de que nos rompemos el alma trabajando y que las cosas no se den es por cuestiones futbolísticas”.