Los nuevos entrenadores de Los Andes y Temperley tuvieron su primer entrenamiento al frente de los planteles y compartieron declaraciones.

Freno-Fabian-Nardozza-quedaron-HEVA_ZONIMA20111208_0119_5

Fue un día de cambios y renovación en la zona sur. Los Andes y Temperley viven momentos similares y presentaron ayer a sus nuevos entrenadores para iniciar una nueva etapa tras las salidas de De La Riva y Biggeri. De un lado, Fabián Nardozza; del otro, Ricardo Rezza. Dos conocedores de la categoría que buscarán un mismo objetivo: lograr el ascenso
a la B Nacional.
En Temperley, la llegada de Rezza significa una gran ilusión para los hinchas y eso marcará el camino que transitará el entrenador en su regreso a la institución. Por eso, sin vueltas, fue claro sobre lo que pretende de sus dirigidos
y remarcó: “Quiero un equipo ganador, con gran entrega, ordenado y agresivo”.
Luego del entrenamiento en Pasteleros, Rezza habló con La Unión sobre la paridad que existe en el torneo y señaló que necesita conformar "un equipo ordenado y decidido” porque afrontará “un torneo muy parejo, donde la mayoría de los equipos piensan en pelear arriba”.
Consciente de este panorama, el experimentado entrenador sabe que la locura no llevará a buenos resultados y, por eso, se plantea objetivos cortos, pero concretos. “Hay que llegar a las últimas fechas dentro de los cinco primeros
y, a partir de ahí, definir pelear por el ascenso directo o mantener el lugar para jugar el reducido”, cerró.
En Lomas, Nardozza anhela el mismo objetivo porque consideró que el ascenso es la única forma que tiene para salir de la B Metropolitana. “Eso es lo que quiero lograr con Los Andes, es lo único que busco”, aseguró.
El flamante entrenador habló con La Unión tras la práctica y remarcó que para lograr su propósito deberá acumular una serie de victorias que le permita despegarse del resto, pero sabe que la tranquilidad será fundamental.
“Hay que ir partido a partido y tomar cada uno como una final”, comentó. “Quiero un plantel humilde, con mucha entrega, que demuestre en cada partido que los rivales deberán correr y mucho para vencernos”, agregó.
Nardozza, sin tiempo que perder, ya tiene la mente puesta en el duelo de mañana ante Atlanta por Copa Argentina y remarcó que éste servirá como “revancha” para recuperarse de la última derrota. “Hay que levantar la cabeza”, cerró.