Se trata de dos hombres, uno de 69 y otro de 77 años. Ambos tenían problemas de salud previos. En el barrio actualmente hay 276 personas con Covid-19.
Los contagios en el barrio por el momento parecerían controlados, pero ahora se sigue minuto a minuto la evolución de los pacientes.

Dos hombres se convirtieron en las primeras víctimas fatales de Coronavirus del barrio Villa Azul, ubicado en el límite de Quilmes y Avellaneda. Se trata de un vecino de 69 años que estaba internado en el Hospital Fiorito y otro de 77 que permanecía en el Hospital Iriarte.

Así lo confirmaron fuentes del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Uno de los fallecimientos se había producido la semana pasada, pero se conoció hoy y el otro ocurrió en las últimas horas. Hasta el momento en Villa Azul hay 276 personas con Covid-19.

Según detallaron desde la gobernación, las dos víctimas vivían en la parte de Avellaneda.

El hombre de 69 años tenía diabetes e hipertensión arterial y el 24 de mayo pasado había sido identificado como un posible caso en el operativo Detectar. En ese momento dijo que tenía síntomas compatibles con la enfermedad desde el 18 de mayo.

Leé también:  La importancia de donar sangre para los vecinos de Un Grito de Juventud

Por su parte, el hombre de 77 años sufría hepatopatía crónica y se encontraba alojado en el Hospital Iriarte. El hombre comenzó con síntomas el 22 de mayo y tres días después se acercó a una unidad sanitaria instalada en el barrio en el marco del operativo Detectar.

Villa Azul fue aislada al menos por 15 días tras detectarse un foco de Coronavirus. Sus 5 mil pobladores no pueden entrar o salir. Inicialmente se registraron 53 casos positivos y rápidamente superó los 200, aunque ahora creen que está estabilizado. El barrio permanece vallado y con presencia policial en sus alrededores.

Se cree que el foco de contagios en Villa Azul se dio en una canchita de fútbol ubicada en la zona del barrio conocida como “La Toma”, del lado de Quilmes (en referencia a un sector de viviendas sin terminar), el sector más vulnerado de todo el barrio.

Leé también:  Gracias al laboratorio de la UBA, el Hospital Cuenca agilizará los resultados de los testeos de Covid-19

El foco detectado obligó a realizar no sólo controles en todo el barrio casa por casa, sino también en Villa Itatí, una villa mucho más grande, con casi 15 mil habitantes que está a solo a una avenida de distancia de Villa Azul.

Hasta el inicio de esta semana se habían detectado 865 casos en villas del Gran Buenos Aires, lo que representa el 16% del total de positivos de la provincia.

En un intento por atenuar este impacto, la provincia aplicó el mecanismo de “búsqueda activa” de contagios en distintos barrios del área metropolitana. Entre el 20 y el 29 de mayo se hicieron 45 mil encuestas epidemiológicas en procedimientos “casa por casa".