No cumplió con una orden judicial de adaptar los accesos al subte de personas con discapacidad.

La concesionaria de los subtes Metrovías, del Grupo Roggio, fue multada con $5 millones por no cumplir con una orden judicial que le exigía adecuar los accesos de las estaciones a las personas con discapacidad.

La causa se inició por el reclamo de un comerciante de la Galería Sur, que está debajo del Obelisco, que tiene movilidad reducida y no contaba con un acceso adecuado, por lo que debía pagarles a dos personas para que lo lleven hasta su local de reparación de celulares.

Todo escaleras.

Luego, llegó un amparo colectivo para que se garantice la accesibilidad en todas las estaciones. Así, el juez Roberto Gallardo falló en contra de Metrovías y Sbase.
Se le dio un plazo a la empresa para presentar y avanzar en un plan que resuelva las faltas, pero no hubo avances que mejoraran los accesos.

Entonces, la Justicia resolvió aplicar una multa de $100 mil por cada una de los 50 accesos irregulares o nulos, por lo que el total es de $5 millones después de dos años iniciado el trámite del amparo.