Los choferes se pusieron de acuerdo para realizar un cese de tareas luego de que uno de sus compañeros sufriera un robo cuando transportaba a 25 pasajeros.
Realizan un paro para pedir mayor seguridad.
Realizan un paro para pedir mayor seguridad.

Trabajadores de ocho líneas de colectivos realizaban este viernes un paro de actividades por 24 horas en reclamo por mayor seguridad luego de un violento asalto a un ómnibus con 25 pasajeros en la localidad bonaerense de Moreno en el que un delincuente golpeó al chofer y efectuó varios disparos.

La medida de fuerza afecta a las líneas 166-236-269-395-441- 443-504-634, perteneciente a la empresa “Línea 216”, que cumplen sus recorridos por la zona oeste del Gran Buenos Aires.

Leé también:  Municipales de San Vicente de paro: exigen mejores condiciones

El hecho que derivó en el paro ocurrió el jueves a la noche, cuando un delincuente se subió al interno 522 de la línea 269 y asaltó a 25 pasajeros.

Durante el asalto, el sujeto -que sería menor de edad- le pegó un culatazo en la cabeza al chofer y le efectuó varios disparos, aunque éste salió ileso.

Según indicaron los compañeros del colectivero agredido, el hecho de inseguridad sucedió sobre la calle Magallanes, en la zona de Lomas de Mariló, en el distrito de Moreno, en momentos en que en el ómnibus también viajaban familiares de la víctima.

Como resultado del ataque, toda la Línea 216 está de paro, al menos hasta que este viernes a la mañana haya una reunión entre representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las autoridades policiales.

Leé también:  Parque Barón: lo detuvieron por robar en un colectivo

Los delegados de la empresa dieron la indicación de cumplimentar cada uno de los servicios en curso anoche y frenar cada una de las unidades en las terminales en repudio a otro violento hecho sufrido por un chofer.