“San Gennaro Ha FattoIlMiracolo”, como decía mi nonna, que en paz descanse, se hizo el milagro, querida, si escuchaste bien, es increíble.

¿Qué por qué tantos gritos?, el mayor dio todas las materias, todas queridas, de un saque, ni una previa dejó. Metió una atrás de la otra, los milagros existen. Le pedí a San Gennaro, a Alá, a Buda a todo lo que se te ocurra.

¿Con buenas calificaciones?, este chico es ladrón de ganado, es cuatrero como él solo. Todos 4, ni un 5, pero más no se le puede pedir, me conformaba con que pase de año, pero a la final las dio todas y al menos arranca el año limpito.

Para mí lo aprobaron por simpático, porque es vago, pero es buen compañero y anda bien en conducta. Es vago hasta para portarse mal, ni molesta en clase, vive en Luna de Valencia, pero no molesta a los profes, al menos lo quieren por eso. Es algo.

Seguí con tus preguntitas, dale nomás… y si lo felicité, pero queda mucho por hablar, no tiene necesidad de hacer siempre lo mismo, si las da es porque tiene capacidad, al menos puede hacer algo durante el año. Algo, no le pido que se queme las pestañas, algo, querida, ¿soy clara?

¿Qué son cosas de la adolescencia?, si claro, la culpa es de la Edad del Pavo y no que sea un vago, mucho fútbol, muchos amigos, mucho musiquita, alguna noviecita por ahí y los libros, bien gracias.

Ah, si, seguí metiendo el dedo en la llaga. Mi marido lo defiende, me dice que ya va a madurar, que es chico todavía, que más adelante va a entender mejor las cosas, que los varones tardan un poco más en madurar y que no lo compare con la hermana, que es más madura y tiene otra personalidad, bla, bla, bla…

¿La hermanita?, otra que lo cubre. Esta chica me dice que su hermano es así, que hay que entenderlo y que no lo hace de malo, y también insiste con que ya va a cambiar, a este paso va a cambiar a los 40 pirulos.

Y si querida, ya se termina todo, por suerte ya empiezan las clases, parece, y estos dos marchan para el colegio. Se terminó lo que se daba, una seguirá sacándose 10 en todo y el otro meta bochazos y volver a empezar. Ya tengo canas verdes de aguantarlos.

Ah, la nena volverá a su taller literario, a inglés, francés, italiano, comida macrobiótica  y seguirá estudiando todo lo que tenga a mano y más también, al margen de lo que ella se pone a estudiar por su cuenta.

Y el otro seguirá con la guitarrita y tirado en la cama, y quizás deje de papar moscas todo el día y se dé cuenta que estpa ya bastante grandecito.

Al menos volvemos a la rutina que más me gusta, vos reite  que ya te va a tocar. ¿El WhatsApp?, le dejé por tiempo indeterminado, lo mío es el teléfono fijo, llamame antigua si te gusta.