La molestia en la pierna quedó atrás para el argentino, que entró en el complemento y festejó por duplicado en el 4-0 de Barcelona al Getafe.

-

Los dos meses de parate poco parecieron afectarle a Messi, que entró en el segundo tiempo y decoró el 4-0 de Barcelona a Getafe con dos muy buenos goles.
Lionel ingresó a los 18 del complemento y fue protagonista al participar en cada jugada de ataque del conjunto de Martino.
A seis meses del Mundial, el argentino marcó en los últimos minutos del partido y le dio un alivio no sólo a quienes temían por un flojo regreso sino también a Sabella y el cuerpo técnico de Argentina.
El primero llegó tras un buen centro de Tello. Por su buena ubicación, Messi sólo tuvo que empujarla a la red para el 3-0 parcial.
Apenas dos minutos luego, una de sus habituales corridas por derecha en velocidad terminó con un remate fuerte arriba, inatajable para el arquero del Getafe.
Lo más importante de todo, más allá de confirmar que la capacidad goleadora del delantero argentino no se perdió en el camino de la lesión, es que la vieja molestia no pareció afectarle
en ningún momento del partido.