Solo durante agosto se anunció el cierre de concesionarias, la suspensión de la venta de algunos modelos y la cancelación de un plan de producción de camiones.
Cayó la venta y hubo suspensiones en varias fábricas.
Cayó la venta y hubo suspensiones en varias fábricas.

El mercado automotor en Argentina no está exento de la realidad que atraviesa el país y sufre una crisis que ya se ve en hechos concretos.

Más allá de la baja en la cantidad de ventas de 0 kilómetros (que además genera un exceso de stock parado y el despido de empleados), también se están dando otras situaciones.

Por caso, en La Plata y Mar del Plata, en las últimas semanas la red de concesionarios Fangio Automotores decidió cerrar dos sucursales. En la primera, los empleados se enteraron a través de un cartel pegado en la puerta del lugar. “El otro día el gerente me dijo que antes de tener 12 autos en exhibición que valen un millón de pesos cada uno le conviene poner esa plata en Lebacs. Pero nuestro trabajo es vender autos”, comentó el delegado Gustavo Martín en FM Cielo.

Leé también:  Triunfo obrero en Ran-Bat: reincorporan a los trabajadores

Por otra parte, Zanella decidió ponerle fin a un plan de producción que se había anunciado a mediados de 2016. La empresa iba a comenzar a fabricar camiones en Mar del Plata y hasta contaban con el decreto de terminal automotriz firmado por el propio Mauricio Macri para poder fabricar vehículos. Hoy está todo suspendido y los vehículos llegarán a Argentina importados de China.

Otra situación relacionada a la crisis es la suspensión de la comercialización de algunos modelos. Volkswagen hizo lo propio con el Passat y el Tiguan AllSpace 2.0. ¿El motivo? Alcanzaron la segunda escala de impuestos internos, lo que le agrega un 20% a su valor que sumado a la inflación los relega del interés del público. Además, General Motors Argentina redujo a la mitad el ritmo de producción de vehículos en su planta de Santa Fe aunque sin despidos; Renault tuvo suspendidos en Córdoba e Iveco hizo lo propio.

Leé también:  Lomas: casi el 30% de los vecinos que viven en edificios adeudan expensas

En cuanto a la cantidad de patentamientos, las estadísticas también fueron malas. La caída fue la más grande de los últimos 3 años y medio.