Aunque aclaró estar en las antípodas ideológicas, Facundo Moyano elogió al jefe de Gobierno porteño.

facundo moyano
El diputado nacional Facundo Moyano elogió "algunas cuestiones" de la gestión de Mauricio Macri, aunque aclaró que está "en las antípodas" ideológicas del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

"Estoy en las antípodas en términos ideológicos, pero me parece que hay que destacar algunas cuestiones con respecto a la gestión de Macri, (donde tiene) buenos resultados", sostuvo anoche Moyano durante una entrevista en el canal América.

Ante la pregunta de si "le gusta" lo que Macri está haciendo en la Ciudad, el legislador del bloque `Cultura, Educación y Trabajo` asintió con un gesto y puso como ejemplo "lo que hizo con el Metrobus", aclarando que todas las decisiones políticas "tienen una base ideológica" con las que muchas veces no coincide.

Por otra parte, consultado sobre su colega Sergio Massa, Facundo Moyano consideró que "es un hombre con una gran capacidad política y una gran capacidad de gestión".

En otro momento de la entrevista, a la hora de expresarse sobre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el diputado opinó: "No es de mi agrado, por eso tomé la decisión de distanciarme" del Frente para la Victoria.

A su turno, respecto de los hechos de violencia ocurridos ayer en el Puente Avellaneda de Dock Sud, donde un motociclista fue arrojado al vacío por manifestantes del gremio portuario (SUPA) que cortaron el tránsito en ambas manos del acceso, manifestó que "es un hecho delictivo de un vandalismo totalmente repudiable".

En este sentido, el también titular del Sutpa, el gremio de los peajes, responsabilizó por episodios a la falta de democracia interna en los gremios, ya que eso permite "que los líderes sindicales se perpetúen en el poder", con lo que "indefectiblemente el sindicato toma una actitud corporativa y sectaria, que conforma mafias sindicales que generan estos hechos lamentables y trágicos".

Consultado sobre si el proyecto de ley presentado por él mismo, que promueve la eliminación de las restricciones para la participación sindical, entra en contradicción con el modelo sindical que su propio padre, Hugo Moyano, representa, evadió responder directamente y comentó que su propuesta "es respaldada" por el líder camionero.

Finalmente, sobre las protestas callejeras Moyano hijo remarcó que "un sindicato no puede cortar una ruta ni una calle: son hechos delictivos que merecen ser repudiados".