Asegura que estudiar es la clave y recomienda imponerse metas cortas y posibles de lograr.
junto a algunas de sus creaciones.
junto a algunas de sus creaciones.

Con apenas 29 años, Matías Giménez ha logrado participar de convenciones especiales, exposiciones y hasta comenzó a viajar por el interior del país para brindar clases gracias a su emprendimiento basado en la pastelería: su gran pasión.

Es del Barrio Malvinas Argentinas de Monte Grande, Partido de Esteban Echeverría y asegura que todo comenzó en 2005 cuando estudió para ser chef, carrera donde vio algo de pastelería y le gustó tanto que decidió perfeccionarse en la materia.

“Me metí de lleno en lo dulce porque me gustó mucho la parte artística que tiene y la posibilidad de crear que genera este trabajo”, dijo Matías que de a poco y a pesar de las dificultades económicas que lo llevaron a ocupar trabajos muy distintos a su verdadera pasión, hoy se dedica de lleno a su emprendimiento y además dicta clases en una escuela de Luis Guillón.

Leé también:  Por obras, las calles Huergo y Zuviría permanecerán cerradas al tránsito

“Estilo soñado” fue su primer emprendimiento que creó gracias a la ayuda de su novio: “Fue la primera experiencia como emprendedor y lo que hacía es ofrecerle tortas a mis familiares y amigos a los que sólo les cobraba el costo de la materia prima, pero me sirvió para poder sacar fotos de mis trabajos y promocionarlos”.

Adaptarse, imponerse metas a corto plazo y estar informado sobre lo último, sobre lo que está de moda, son las recomendaciones de este emprendedor que gracias a capacitarse constantemente ya logró participar dos años seguidos en Expo Hobby. También estuvo en Expo Cupcakes y Repostería este año.

“La idea es seguir creciendo, me gustaría tener un taller chico y una escuela con talleres de arte con varios profesores”, augura respecto a su futuro.

Leé también:  “Damos Más” pide donaciones

Para conocer el arte de este emprendedor contactarlo en Facebook/Mattsgimenez o en Instagram @mattsgimenez.