Más de 500 trabajadores la histórica planta en Córdoba se quedarían sin empleo en las próximas horas. Piden que intercedan los gobiernos provincial y nacional.
En marzo ya habían suspendido a 900 empleados.

Más de 500 trabajadores la planta de Iveco Ferreyra, de la provincia de Córdoba, se quedarían sin empleo en las próximas horas a raíz del éxodo de la empresa hacia Brasil.

Desde el gremio metalmecánico de SMATA lanzaron el alerta sobre los posibles despidos y suspensiones, a raíz del pronto arribo de cabinas de ensamblaje producidas en Brasil.

“La posible implementación de esta medida ha obligado al gremio a poner en estado de alerta y movilización al cuerpo de delegados de la empresa, ante la amenaza cierta y notoria de la pérdida de derechos y hasta de la misma fuente de trabajo”, dijeron desde el sindicato a través de un comunicado, luego de una reunión con el gobernador Juan Schiaretti.

Leé también:  Desde hace cinco meses la Línea 165 no presta servicio: ¿Qué pasará?

La llegada del material brasilero en noviembre apunta a los modelos: Trakker, Tector 170, 240, 260, Hi Road 360, 440, 480 y 560, Cursor 9 y Cursor 13- que ahora se producirían directamente en Brasil y sólo se ensamblarían en Córdoba.

Leonardo Almada, secretario de prensa de SMATA, dijo a Cadena 3 que el anuncio se traducirá en "dejar de trabajar en la parte de chapa, de pintura, de almacenes". "Es mucho, es la mitad del camión", advirtió.

En este marco, presentaron una nota al gobernador Juan Schiaretti, al ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, pidiendo que intercedan para que esto no suceda.

"Hay un plan que se firmó en el SMATA para cuidar el trabajo, donde se disminuyen horas, se generan suspensiones, y siempre terminan pagando los compañeros, mientras las empresas en vez de generar más trabajo o que no sea grave el impacto, cada vez es peor", lamentó.

Leé también:  Otra autopartista cerró: más despidos

SUSPENSIONES. Ya en marzo, la fábrica había suspendido a 900 operarios en la planta de Ferreyra, que funcionó solo diez días en marzo. La firma italiana también había anunciado la apertura de un plan de retiros voluntarios.