En sus 25 años de historia logró un prestigio que la ubica como uno de los establecimientos más importantes del país y de Latinoamérica.
Los estudiantes producen piezas y se capacitan en distintos talleres.

Con 25 años de historia, la Escuela Municipal de Cerámica es una de las más importantes del país y de Latinoamérica. Más de 400 estudiantes de toda la región asisten cada año para cursar estudios terciarios e incorporar conocimientos en los talleres gratuitos.

La carrera profesional de Técnico Ceramista cuenta con una carga horaria de 1.952 horas cátedras que abarcan una formación técnica, artística y cultural. Su plan curricular consta de 19 materias que se realizan en tres años con opción a cursar 152 horas más como profundización.

Leé también:  Múltiples talleres en los centros culturales

En el establecimiento ubicado en la Avenida Frías 1475, dentro un predio que antiguamente pertenecía a Obras Sanitarias, el Municipio construyó nuevas aulas, una sala de pastas y rampas de acceso para personas discapacitadas. También colaboró con la compra de hornos y tornos para la cocción y manufactura de las piezas que producen los alumnos que se capacitan en alfarería, escultura y modelado, entre otros talleres.

En agosto del año pasado, se celebraron los 25 años de la Escuela que ya tuvo 20 comisiones de egresados y fue impulsada a través de un proyecto presentado en 1992 por los profesores Rodolfo Glade y su actual director, Mario Domínguez.

Leé también:  La Escuela N°69 cumplió 50 años dedicados a la enseñanza lomense

Las puertas a la comunidad se abrieron en 2013, dando respuesta a la demanda que había en la ciudad con respecto a una formación en cerámica de índole profesional. Para más información sobre la carrera y los cursos, los interesados se pueden comunicar al 4283-3061.