En la ciudada lindera con la Capital podrán trabajar las empresas dedicadas a la gráfica, ediciones e impresiones y celulosa y Papel; mientras que en el distrito comandado por el intendente Fernando Gray habilitaron a funcionar el rubro de la electrónica y electrodomésticos.
En ambas ciudades hubo un análisis previo de la situación sanitaria antes de otorgar los permisos. 

El Gobierno nacional y provincial realizaron en los últimos días varias reuniones con los intendentes del conurbano para analizar habilitar algunas actividades y rubros en siete municipios del gran Buenos Aires.

Las flexibilizaciones fueron anunciadas en el Boletín Oficial de este miércoles, a través de las Decisiones Administrativas 903/2020 y 904/2020 e incluyen solicitudes de las intendencias de General Pueyrredón, Vicente López, Avellaneda, Esteban Echeverría, Hurlingham, Luján y Morón.

Leé también:  Hasta cuándo se extienden los vencimientos de las licencias de conducir en Lomas

En Avellaneda podrán trabajar las empresas dedicadas a la gráfica, ediciones e impresiones y celulosa y Papel; mientras que en Esteban Echeverría sólo habilitaron a funcionar el rubro de la electrónica y electrodomésticos.

Cabe recordar que las habilitaciones deben pasar por varios filtros, para los cuales cada uno de los sectores debe establecer marcados protocolos para garantizar la salud de los empleados y consumidores (en caso de que los haya). Las habilitaciones se hacen efectivas de acuerdo a la situación epidemiológica de cada municipio, siendo la Jefatura de Gabinete de la Nación quien decide en qué zona se permiten las flexibilizaciones, coordinando con la Provincia.

En cada uno de los casos, las empresas que se encuentren dentro de estos rubros deberán presentar los protocolos adecuados para la realización de las tareas ante las autoridades locales para recibir la pertinente habilitación.