Distintos dirigentes respondieron las acusaciones del Presidente."La confusión y estigmatización es lo único a lo que pueden aspirar porque los resultados de su gestión son malísimos", señaló Pablo Biró, de APLA. Baradel, del Suteba, sostuvo que el Gobierno quiere desmantelar los sindicatos para que "no le discutan la posibilidad de distribuir la riqueza".
Baradel sostuvo que el Gobierno no quiere que los trabajadores protesten.

Dirigentes gremiales de distintos sectores salieron al cruce de las agresiones del presidente Mauricio Macri, que en las últimas horas había cuestionado el activismo: "Son gente que no entiende el cambio que ha tenido la Argentina".

El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, sostuvo, frente a esto: "La confusión y estigmatización de los dirigentes sindicales es lo único a lo que pueden aspirar porque los resultados de su gestión son malísimos".

Leé también:  Más críticas a Vidal por dejar a los docentes afuera del Bono

"No me quieren voltear a mi, lo que buscan son los derechos de los trabajadores a los que represento. Quieren la reforma laboral, quieren romper los convenios de trabajo y no lo vamos a permitir", apuntó el aeronáutico, luego de que Macri sostuviera que sus "beneficios e ineficiencias le cuestan a los argentinos miles de millones de pesos".

Por su parte, el secretario general del gremio de Canillitas, Omar Plaini, consideró que el Gobierno "provoca" a los sindicalistas para "generar violencia". "Hay una ofensiva del Gobierno. El objetivo es que no haya sindicatos, quieren organizaciones débiles, y todo el tiempo está buscando cómo provocar, cómo generar violencia", remarcó Plaini en Radio 10.

Leé también:  Con protestas frente al Congreso, le exigen a Macri la Emergencia Alimentaria

El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, sostuvo que el Gobierno quiere desmantelar los sindicatos para que "no le discutan la posibilidad de distribuir la riqueza" ni la "acumulación de ganancias". "Por eso los ataques son tan virulentos contra los dirigentes que levantamos la voz defendiendo los derechos de los trabajadores, y no nos callamos la boca", agregó el gremialista.