Se reunirán este mediodía para definir cuándo realizarán una huelga de 48 horas que afectará a las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires. La medida podría quedar en suspenso si el Gobierno de Vidal los convoca a una nueva reunión paritaria.
El Gobierno no reconoce la pérdida salarial causada por la inflación de 2018.
Los gremios exigen recuperar parte del poder adquisitivo perdido en 2018.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense se reunirá este lunes al mediodía para ponerle fecha al paro de 48 horas que podrían realizar esta semana, aunque la medida quedaría en suspenso si el gobierno de la provincia efectiviza una nueva convocatoria a paritarias.

El secretario general de Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Díaz, afirmó que "no se puede esperar más" y que la administración de María Eugenia Vidal tiene que "presentar una nueva propuesta, no se puede dilatar más".

Leé también:  Los estatales bonaerenses realizarán un paro el próximo miércoles

"Nos tienen que convocar a paritaria y hacer una propuesta”, expresó Díaz y recordó que los sindicatos de docentes piden recuperar la pérdida de poder adquisitivo de 2018 y que se incluya la cláusula de actualización automática por inflación en la propuesta de este año.

La primera de las propuestas es la que más rechazo despierta en el gobierno bonaerense. En las últimas dos reuniones que se realizaron en La Plata no se alcanzó ningún acuerdo, por diferencias en este punto que es uno de los más discutidos por los maestros.

Díaz destacó la necesidad de “recuperar el 15,6% que perdieron los trabajadores el año pasado y una oferta en serio que incluya la cláusula gatillo”.

Leé también:  La mayoría de los gremios docentes aceptaron la propuesta de la Provincia

El viernes pasado, el ministro de Trabajo de la provincia, Marcelo Villegas, afirmó que el gobierno trabaja "en una propuesta superadora para ofrecer a los docentes en los próximos días", por lo cual no se descarta que la convocatoria a los maestros se haga esta semana.

En la última reunión, el gobierno provincial ofreció aumentar salarios de este año en base al índice de inflación y sumar un 5% adicional en diciembre.

La propuesta también contempló el aumento en el salario inicial del maestro de grado que recién se inicia y la posibilidad de compensar a aquellos docentes que se encuentren con ingresos familiares por debajo de la línea de pobreza.