ATE y UPCN consideran "insuficiente" el plus salarial de $3000 que la gobernadora pretende pagar en dos cuotas a los empleados públicos de la provincia.

Los gremios analizan lanzar medidas de fuerza para la próxima semana.

Los gremios estatales de la provincia de Buenos Aires rechazaron el bono de $3000 que María Eugenia Vidal pretende pagar en dos cuotas a los empleados públicos por considerarlo “insuficiente” y tratarse de una “medida unilateral” del Gobierno.
La principal crítica de los representantes de ATE y UPCN es que el plus salarial anunciado se encuentra 40% por debajo del que otorgará el Gobierno nacional a los estatales y privados y que no llega a cubrir el salto de la inflación a partir de la devaluación post paso.
“La situación de los trabajadores es desesperante. Estamos hablando de un promedio de ingresos que va de los $20 a los $30 mil cuando la línea de pobreza es de $32 mil”, disparó el secretario general de ATE Provincia, Oscar de Isasi.
“El gobierno se había comprometido a sentarse a hablar de cláusula gatillo, y terminamos con este bono que es un 2% sobre lo que veníamos discutiendo los primeros meses de este año, y $900 de asignaciones familiares”, remarcó el secretario general de UPCN, Carlos Quintana.