La nafta premium ya superó los $60 y la súper se ubicó en torno a los $53. Se trata del décimo incremento en lo que va del año y podría aplicarse otro a mediados de diciembre.
Las naftas desde enero ya acumulan un incremento de casi 50%.

Las petroleras aplicaron desde esta madrugada un aumento promedio del 6% en todos sus combustibles, luego de que la semana pasada el Gobierno actualizara los montos de impuestos para el sector, los cuales entraron en vigencia recién este domingo.

El incremento es el décimo que se aplica en lo que va del año. Desde enero, los precios de las naftas y el gasoil habían subido un 43% promedio y los estacioneros apuntan a acompañar la inflación, por lo que a mediados de diciembre podría haber otro ajuste.

Desde las 0 horas de hoy YPF subió sus naftas y gasoil un 6,3%, en la misma línea se movió Shell y Axión optó por ajustar sus precios un poco por debajo, en un 6%.

Leé también:  Las naftas podrían aumentar este domingo entre un 5 y un 6%

"El aumento se explica principalmente por recuperación de precio de crudo a productores locales y suba de impuestos. Pero los aumentos de esta noche no revisten el mismo porcentual en todo el país", indicó la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) mediante un comunicado.

De esta manera, en YPF el litro de nafta súper pasó a valer $53,34, la premium $61,54 el litro, el diesel $49,94 y el diesel premium $58,44.

Por su parte, Shell tiene desde este domingo a 53,99 pesos el litro de nafta súper, $62,39 el litro de nafta premium, $51,99 el diesel y $59,39 el diesel premium.

El Gobierno había actualizado este viernes los montos del impuesto a los combustibles, con vigencia desde este domingo, por medio de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Leé también:  Se viene un fuerte aumento de tasas en Avellaneda para 2020

Esta era una medida que el Poder Ejecutivo tomó luego de mantenerla postergada en los últimos meses, a raíz del proceso electoral.

Se trata de la actualización impositiva a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que impactaría en poco más del 2% sobre los precios al consumidor.

Hace apenas dos semanas, las petroleras habían incrementado los precios de los combustibles en un 5% en promedio, tras el fin del congelamiento por 90 días que el Gobierno había establecido tras la derrota sufrida en las elecciones PASO, con el objetivo de revertir esa situación en las generales de octubre, algo que finalmente no ocurrió.