A pesar de que las manifestaciones fueron perdiendo fuerza las últimas semanas, el movimiento convocó a concentrarse en los Campos del Elíseo el lunes por la noche.
Los manifestantes buscan mostrar que sus reclamos siguen fuertes.

Un día después de una jornada de manifestaciones y protestas, el movimiento francés conocido como los "chalecos amarillos" llamó a concentrarse en los Campos del Elíseo de París en Año Nuevo para mostrar que sus reclamos siguen fuertes con un acto "pacífico".

Mediante grupos de Facebook, los manifestantes se convocaron mañana a la noche en lo que bautizaron como el Acto VIII de sus protestas. "Ni los heridos, ni los muertos ni las detenciones han podido detener el impulso de una sociedad más justa y humana", dijeron.

Leé también:  Se cayó la fusión con Fiat-Chrysler y Renault

La vocera de uno de los colectivos que integran los chalecos amarillos, Aurore Rudy, adelantó que este acto no incluirá cortes de ruta ni barricadas en las calles. "Respetamos la voluntad de la población de detener los bloqueos por las fiestas. Han surgido otro tipo de acciones bajo otras formas", explicó la vocera a medios locales.

Sin embargo, otros voceros que pertenecen al movimiento no descartaron nuevos cortes en las calles de las principales ciudades del país.

Este sábado los chalecos amarillos volvieron a salir a las calles como lo hacen todas las semanas, pero esta vez la participación fue muy reducida. Según fuentes policiales, menos de 20.000 se manifestaron en toda Francia, lo que denota una disminución con respecto a las semanas anteriores donde las congregaciones llegaron a reunir a 300 mil personas.

Leé también:  Nueva jornada de protesta de los "chalecos amarillos"

En París, la Prefectura de Policía informó sobre 800 participantes en las protestas y 57 las personas detenidas. Pese a la evidente reducida convocatoria, uno de los portavoces del movimiento, Benjamin Cauchy, aseguró que los reclamos, más fuertes que nunca.

"El presidente de los ricos está bebiendo champán en Saint-Tropez, mientras que decenas y cientos de miles de franceses gritan de dolor y miseria", reprochó Cauchy en declaraciones a la cadena de noticias BMFTV, en referencia a las vacaciones que inició un mandatario francés, Emmanuel Macron.