Paula Reggiardo, ex jugadora del Seleccionado Argentino de Básquet, fue la disertante de un encuentro virtual en el que se habló de desigualdad en el deporte y distintos tipos de violencias.
“El mismo deporte segrega en el sentido blanco-negro, mujer o varón”.
“El mismo deporte segrega en el sentido blanco-negro, mujer o varón”.

Los clubes como medio de diálogo y encuentro entre sus distintos actores cumplen un rol social importante. No solo se trata de deportes, competencias y resultados, sino también de reflexión, convocatoria y otros enfoques que hacen a la comunidad.

En esta oportunidad y de manera virtual, el club llevó adelante el primer encuentro de Deporte y Género. La charla fue organizada por las Subcomisiones Derechos Humanos y Género y Básquet y la principal disertante fue Paula Reggiardo, ex jugadora del Seleccionado Argentino de Básquet. Entre otros temas, se destacó el promover la equidad en el desarrollo y representación de las mujeres en el deporte, y prevenir situaciones de violencia en el ámbito deportivo.

“En el club venimos trabajando a través de diferentes acciones, pequeñas, medianas o grandes como ésta, para que el espacio que caminamos sea libre de violencia y de discriminaciones. El contexto de pandemia, COVID y encierro nos da esta oportunidad de poder charlar y pensar quiénes somos y qué queremos ser para nuestra institución, que viene librando una batalla contra el machismo, los femicidios y todo tipo de violencias”, señaló Ailin Osores, presidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos, abriendo el encuentro que se realizó por Zoom y se extendió por casi dos horas.

Leé también:  Levi, el tercero en extender su vínculo con Los Andes

Por su parte, Reggiardo contó algunas experiencias personales y ejemplos de concientización, tanto nacionales como internacionales, para eliminar las desigualdades y violencias por motivo de género. “Lo primero que debemos hacer es seguir replanteándonos ésta realidad tal cual nos está siendo dada, cuestionarla y desestigmatizarla, sacándola fuera de eje, y decir 'esto no me gusta, no está funcionando'. Observar, hacer un juicio de valor y a partir de ahí accionar. Esta charla es un poco de eso, es como una semillita para ir sembrando y generar ese cambio social, que también requiere de normativas, que nos faciliten y potencien esa velocidad de cambio para lograr un mundo más inclusivo y menos violento, por sobre todo”, indicó la actual entrenadora del Seleccionado Universitario de Básquet Femenino.

Leé también:  Los Andes se aseguró los goles

En esta línea, resaltó: “Lo malo siempre tiene algo bueno, y en este caso es que es cultural; no natural. No nos viene dado en la especie, no nos viene en el ADN, con cual si se creó de esa manera también se puede cambiar. Es una acción que debemos hacer en conjunto y falta por replicar sistemas y un montón de mandatos”. Y agregó: “El mismo deporte segrega en el sentido blanco-negro, mujer o varón. El tema que acá hay un millón de grises y lo sabemos. Hay que tratar de derribar esos mitos y cambiarle la cabeza a las familias”.