El Milrayitas dio vuelta la historia en "La Barranca" quilmeña y le ganó por 2-1 a Argentino en un partido muy complicado. Pereira y Noriega, los goleadores del equipo de Cavalieri.
Pereira y Noriega, los goleadores en la Barranca quilmeña. (Foto: Jonathan Rincón)

Los Andes se recuperó del golpe que significó la derrota de local ante Acassuso y este domingo festejó un triunfo importante, de eso que sirven para recuperar la confianza, al vencer de visitante a Argentino de Quilmes, en uno de los encuentros válidos por la fecha 3 del Torneo Clausura.

Tras un comienzo adverso, con un gol del rival a los 3 minutos, el Milrayitas reaccionó a tiempo, creció en el juego desde los pies de Pereira e Ibáñez y le dio forma a una importante victoria en “La Barranca”, que le permite llegar a las seis unidades y escalar en la tabla.

Ese gol de Sandoval, que contó con la colaboración de una floja cobertura defensiva tras un lateral y también del “1” Fede Díaz -que volvió a ser titular después de 17 meses-, parecía acrecentar los problemas que el Milrayitas ya había mostrado la fecha pasada ante Ssuso.

Leé también:  Nazareno Pompei: “Creo que mejoraré mucho con este cuerpo técnico”

Nada de eso pasó. De a poco, se acomodó mejor en el campo. Peppino, de volante central, le dio más solidez a la zona media, lo que permitió que Ibáñez y Pereira se desprendieran más en ataque y empiecen armar socidades por el medio. A partir de ahí empezó a crecer en la tenencia de balón.

Y así, con una linda jugada que inició Díaz desde el arco y tuvo una continuidad de pases, llegó al gol: el ex All Boys abrió espacios con un pase preciso desde el centro hacia Pereira, que estiró con Galeano por la izquierda y fue directo al área para conectar a la red el preciso centro que lanzó el “Chapa”, la gran figura de la tarde quilmeña.

Noriega peleó mucho con los delanteros y le dio el triunfo al Milrayitas. (Foto: Jonathan Rincón)

Ese grito, esperado y festejado, le dio tranquilidad a los de Cavalieri y les permitió llevar a cabo el plan ideado, consciente de sus puntos flojos y enfocados en sacarle provecho a la velocidad de Galeano.

Leé también:  En casa y con doble turno

Justamente, por esa vía, llegó el segundo gol, con una receta muy conocida y festejada por Lomas: centro de Galeano y definición de Noriega. El ex Barracas Central, que volvió loco a su marcador Martínez (luego se fue expulsado), desbordó por izquierda tras un pelotazo cruzado de Pereira y asistió al Tanque, que de volea fusiló a Leguizamón y anotó el 2-1.

Con el marcador a su favor, los problemas defensivos se hicieron más profundos, especialmente para contener a los delanteros Vivas y Sandoval, y fue ahí cuando creció la figura de Díaz, que se repuso de su error inicial y tuvo buenas intervenciones para que Los Andes se quede con el triunfo y festeje tres puntos valiosos en “La Barranca”.

Ese sufrimiento del final hizo que el desahogo fuera muy grande. Y no es para menos. El equipo de Cavalieri llegó a los seis puntos y quiere ser candidato a título.