El Milrayitas fue más que Villa San Carlos y le ganó bien por 1-0 en el Eduardo Gallardón. Pereira, la figura, anotó el único gol del partido.
El Milrayitas fue de menor a mayor y festejó en el Sur.
El Milrayitas fue de menor a mayor y festejó en el Sur.

Los Andes se recuperó del traspié sufrido en el debut ante Acassuso y, en su estreno en el Eduardo Gallardón, le ganó bien por 1-0 a Villa San Carlos para sumar sus primeros tres puntos de la temporada.

Con una buena producción colectiva, especialmente en el segundo tiempo, el Milrayitas hizo los méritos necesarios para festejar ante sus hinchas y, gracias a un gol de cabeza de Pereira, la figura de la noche, logró un triunfo valioso para ahuyentar fantasmas y cambiar el ánimo del plantel.

Leé también:  Peppino valoró el partido del Milrayitas

Lo peor del local se vio en el inicio del partido y en esos minutos sufrió los únicos sustos de la visita, que tuvo tres situaciones claras en el amanecer pero luego se deslució y se vio superado por el Milrayitas.

El equipo de Kopriva, con el paso de los minutos, creció en el juego a medida que Arce y Mazzolatti empezaron a entrar en juego y le dieron un vuelo futbolístico que no tuvo en el primer tiempo. También fue clave el trabajo de Aquino para darle seguridad a la mitad de la cancha.

Ese crecimiento se notó un poco más en el complemento cuando, con un cambio de esquema por el ingreso de Levi por Spinaci (pasó a jugar 3-4-3 para atacar y 5-4-1 para defender), se adueñó completamente de las acciones.

Leé también:  Los Andes se suma al Básquet 3x3

Esa mejoría la cristalizó a los 13 minutos con el gol de Pereira, que le puso el moño a una buena jugada por derecha. A partir de ahí, el equipo de Kopriva justificó el resultado, con un gran trabajo colectivo y con el volante como estandarte de juego.

Los Andes, a rasgos generales, fue más que su rival, que arrancó con todo y luego se desinfló por completo. Hizo los méritos necesarios para quedarse con tres puntos importantes y volvió a cantar victoria frente a sus hinchas.