Se terminó el Torneo Apertura y el Milrayitas no concretó los objetivos planteados. La relación con el entrenador se desgastó y este martes habría una reunión definitiva.
Terminado el Apertura, en Los Andes deben resolver la situación del entrenador.

Los Andes no llegó a cumplir con ninguno de los dos objetivos que tenía en el segundo semestre del año. Uno era ganar el Torneo Apertura de la Primera B o pelear los primeros puestos, que conducían a un segundo propósito: clasificar a la Copa Argentina 2020. Y la derrota con Comunicaciones terminó por derrumbar la última esperanza de entrar al torneo federal.

Con la finalización de la primera parte de la temporada, y con un octavo puesto que confirmó la irregular campaña, se aproxima el final de Juan Carlos Kopriva en la conducción técnica del Milrayitas.

La relación con los dirigentes y los hinchas está quebrada, pero para los encargados de dirigir el club no resulta una empresa sencilla. Quieren que el “Vikingo” renuncie para no hacer frente a una importante erogación de dinero. Por ahí pasa el tema, el factor económico es la principal traba.

Este lunes iba a ser un día de novedades, pero desde el club informaron a La Unión que no iba a haber ningún contacto con el técnico. “Se estima que mañana (martes) habrá una reunión con el DT”, confió luego una fuente de la entidad de Lomas de Zamora.

Si bien Kopriva siempre se mostró entero para afrontar la situación y salir adelante, arengando a clasificar a la Copa Argentina, el hecho de haber quedado sin el boleto correspondiente acelera aún más su partida.

Durante el transcurso de la temporada había presentado la renuncia luego del empate con Defensores Unidos en Zárate (cuarta fecha), con el equipo habiendo sacado siete de los primeros 12 puntos en juego.

En la previa al partido contra Flandria como local (13° fecha), el presidente Víctor Grosi se presentó en el entrenamiento previo a charlar con los jugadores y respaldar al cuerpo técnico, con el Milrayitas a siete puntos del líder Almirante Brown. Los Andes venía de empatar con Tristán Suárez y perder ante Deportivo Armenio y San Telmo.

Y lo último aconteció contra Colegiales (16° fecha), cuando en el segundo tiempo apareció la bandera con la leyenda “Kopriva Renunciá”.

Así están las cosas. De los dos lados saben que la situación es insostenible. Pero deberán acordar en buenos términos la partida del DT. Con ello, también se irán varios jugadores. Después habrá que ver si viene un entrenador nuevo o un hombre de la casa.