La dirigencia del Milrayitas, en sintonía con el cuerpo técnico, trabajar para extender los vínculos de jugadores como Noriega, Peppino, Galeano y Pereira, entre los más importantes.
El club negocia con los referentes del plantel.

Tras dejar en libertad de acción a 13 futbolistas del plantel profesional, Los Andes puso la mira en lo que será la recta final de la temporada de la Primera B y hoy, todavía con la incertidumbre de cuándo volverá la actividad,  tiene como objetivo primordial mantener la columna vertebral del once titular para mantener una base  y seguir soñado con el ascenso.

Esos futbolistas son el defensor Franco Peppino, el volante Guillermo Pereira y los delanteros Alejandro Noriega y Diego Galeano y en base a ellos el entrenador Germán Cavalieri quiere empezar a darle forma al nuevo Los Andes.

Por eso, la continuidad de estos futbolistas es una prioridad para la dirigencia con el objetivo de tener una idea más clara de los futbolistas qué necesita contratar para lo que resta del campeonato de la tercera categoría, que todavía no se sabe cómo se definirá.

Leé también:  Nazareno Pompei renovó vínculo con Los Andes

Estos cuatro futbolistas finalizaron sus vínculos el 30 del mes pasado y por eso, desde ese día, comenzaron las negociaciones para extender el contrato -por lo menos- hasta diciembre.

Entre ellos se encuentra Noriega, que ya expresó su deseo de continuar en el club y por eso, de avanzar las negociaciones, seguirá vinculado con la institución por un tiempo más. Con Pereira también empezaron las negociaciones, pero todavía están en tratativas.

A ellos se les suma el arquero Federico Díaz, otra de las piezas importantes once titular desde la llegada de Cavalieri, que también negocia su continuidad en el club de cara a la definición de la Primera B, y el defensor Máximo Levi.

Leé también:  Cavalieri: “Si en 12 años no vendiste jugadores, hay que replantearse cosas”

Una vez que se resuelva el futuro de todos estos futbolistas, la dirigencia y el cuerpo técnico analizarán qué puestos necesitan reforzar, ya que si alguno de estos jugadores no lograr concretar su continuidad, deberá suplir esa ausencia con un refuerzo. Por eso, por esas horas, es vital resolver el futuro de la columna vertebral del equipo.

El nuevo plantel de Los Andes, además, reducirá en un número importante la cantidad de futbolista y la idea es no superar los 25 jugadores, dándole a su vez un lugar a los chicos de Divisiones Inferiores que fueron parte del proceso desde la llegada de Cavalieri como Agustín Maidana, que aprovechó su oportunidad y fue titular en los dos últimos partidos del equipo. A ellos se les puede sumar Ulises Ortegoza, Jeremías Barros y César Peralta, que también se ganaron un lugar en el plantel.