El club estaba avanzando en el traslado hacia Links pero todo quedó postergado por la cuarentena. Hoy se sostiene con “el acompañamiento” de su gente. “Esta situación no beneficia a nadie”, lamentó el presidente.
 Nadie deja de pagar porque no quiere al club sino porque también hay situaciones personales que afectan a cada familia de una manera distinta”.
"Nadie deja de pagar porque no quiere al club. Hay situaciones personales que afectan a cada familia".

Lomas Athletic es una de las instituciones más tradicionales del deporte nacional. Fundadora de más de una decenas de disciplinas amateurs y profesionales en el país, hoy está atravesada por las generales de ley: a puertas cerradas, sin actividad deportiva y con postergaciones o suspensiones en algunas áreas.

El presidente de la institución, Gustavo Carrusca, dialogó con La Unión sobre la actualidad y cómo sobrellevan la situación entre la expectativa por el regreso y un fuerte apoyo de los socios. “Hoy estamos atravesados por una situación similar a la que viven otros clubes y que no benefició a nadie. Nosotros tenemos dos predios más el que estábamos por inaugurar en Links y cada uno requiere su mantenimiento. Hay que pagar sueldos, servicios y todo eso sin ningún tipo de actividad y una lógica baja en la recaudación. No es fácil para ninguna entidad”, expresó.

En este sentido, Carrusca contó que “Lomas recibe apoyo del Estado y eso ayuda a pasar el mal momento” y agregó: “Si bien hoy los socios nos están acompañando con el pago de cuotas, entendemos que hay otros que precisan ayuda y se la estamos dando. Nadie deja de pagar porque no quiere al club sino porque también hay situaciones personales que afectan a cada familia de una manera distinta”.

Leé también:  Con cuatro lomenses, Las Leonas se van a Pinamar

Este año no era uno más en la historia del Lomas Athletic. Con un gran avance de obra, el club se disponía a trasladar todas sus actividades a Links, un predio en Ezeiza de más de 55 hectáreas con un barrio de 90 lotes y más de 20 casas, preparado para la familia Tricolor. Cada fin de semana, el espacio sería el punto de encuentro del golf, el hóckey y el rugby, los principales deportes de la institución mientras que la sede de Arenales quedaría abocada al entrenamiento semanal.

https://www.instagram.com/p/CCI5j-ln-By/

“El proyecto de Links es unificar a todas las familias en una misma sede, concentrar todas las actividades ahí. Nos pasaba que un padre o madre que jugaba al golf o al tenis, tenían un hijo que jugaba al rugby en Arenales o en Longchamps y otro al hockey en Ezeiza: estaban en tres sedes distintas, todo repartido”, explicó el titular de la entidad. “Ahora, Arenales pasará a ser el espacio de entrenamientos y la sede social mientras que el fin de semana se trasladará la competencia a Links. Además, se buscará la mejor forma de optimizar Longchamps, vendiéndolo y volcando el dinero como recurso al club. La idea es que más gente siga mudándose al nuevo predio para que se forme un polo familiar y deportivo del club”, detalló.

Leé también:  Con cuatro lomenses, Las Leonas se van a Pinamar

En lo personal, también será un año especial para Gustavo Carrusca porque llegará al fin de un ciclo de cuatro años como presidente y a una década de trabajo dirigencial en Lomas. “Fue una etapa importante y un honor haber sido presidente de este club que es líder, es un emblema del deporte. Acá nadie exige nada a nadie, a mí me gustó trabajar desde este lugar y entiendo que uno lo hace por la vocación de colaborar. Indudablemente, hay que tener una pasión especial por el club y el rol dirigencial para dejar tantas horas de la vida de uno en estos pasillos. Es un sentimiento y es parte de uno”, indicó.