Frente a la falta de respuestas de la empresa, la Justicia y el Ministerio de Transporte, los trabajadores recorren los barrios con planillas para que la gente se sume al reclamo para recuperar el servicio.
Los trabajadores quieren volver a sus puestos.

Desde inicio de marzo, los trabajadores líneas de colectivos 112/165 y 243 están sin ofrecer servicio con retención de tareas por la ausencia de vehículos, entre otros reclamos laborales que enfrentan desde hace varios meses. Ante la falta de respuestas, iniciaron una campaña de recolección de firmas.

"Lanzamos la campaña 50.000 firmas por la vuelta del Expreso Lomas! Los que quieran colaborar pueden imprimir la imagen. Coordinamos un punto de encuentro y los compañeros pasamos a buscar las planillas firmadas por su barrio". señalan a través de la cuenta de Facebook Agrupacion la Loma 112/165 y 243.

Leé también:  Vecinos de 9 de Abril, preocupados por el abandono de la vieja terminal de Expreso Lomas

Allí los vecinos pueden descargar la planilla para completarla y luego los trabajadores la utilizarán como un elemento más para darle fuerza a la lucha por devolver los colectivos a las calles. Es que son 50 mil los usuarios perjudicados ante la ausencia de este servicio, y unas 400 familias en vilo ante la incertidumbre de su futuro laboral.

La empresa Expreso Lomas, que gestiona el servicio, está en concurso de acreedores, pero durante este tiempo, en el que no hay unidades para trabajar, los empleados esperan una respuesta del Ministerio de Transporte.

“Queremos que se pongan los pantalones, que la empresa vaya a licitación, se garanticen las fuentes de trabajo y se brinde un servicio digno al pueblo”, dijo uno de los delegados.

Leé también:  Vecinos de 9 de Abril, preocupados por el abandono de la vieja terminal de Expreso Lomas

UN CONFLICTO AÑEJO. Las dificultades en la empresa Expreso Lomas se remonta desde hace años. Fueron habituales los paros por tiempo indeterminado de parte de los conductores en reclamo de la continuidad de la fuente laboral.

En 2015, cuando la crisis interna comenzaba a perfilarse, la compañía presentó convocatoria de acreedores y fue intervenida por la Justicia.