Después de un 2018 para el olvido, la industria del juguete volvió a mostrar una mayor actividad. El ticket promedio fue de entre $450 y $650.
Las promociones y los planes de cuotas alentaron las compras.

Alentadas por las promociones, los descuentos y los pagos en cuotas, las ventas de Reyes aumentaron entre 2 y 3%, y lograron revertir la tendencia bajista del último año, según datos de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) y la Federación de Cámaras y Centros Comerciales Zonales de la República Argentina (Fedecámaras).

Ambas entidades coincidieron que la mayoría de las familias compraron preferentemente con tarjeta de crédito y que los juguetes más demandados fueron los más económicos. El ticket promedio fue de entre $450 y $650, precisaron. Para el titular de la Cámara que agrupa a la industria del juguete, Emmanuel Poletto, las ventas crecieron un 2%.

El balance que elaboró la CAIJ indica que las reposiciones fueron "moderadas", pero que al haber vendido para Navidad los comercios se animaron a reponer stock, "algo que no había sucedido el año pasado". Eso alentó a los comerciantes a tener una buena expectativa de cara al futuro.

Leé también:  Los comerciantes de Esteban Echeverría lanzarán una app para fomentar el "compre local"

Para que los ánimos cambiaran fueron claves las promociones que lanzaron de los bancos y el 20% de descuento que la cámara articuló con Mercado Pago. Además, se realizaron muchas ventas con Ahora 3 y 6, dado que varias jugueterías ofrecieron cuotas sin interés.

En coincidencia desde Fedecámaras aseguraron que las ventas crecieron 3% en comparación con el 2019, alentadas por los planes Ahora 3, 6,12 y 18.

La entidad resaltó que un 80% de las compras se hicieron con tarjetas; y en línea con los últimos años, la mayor demanda fue para los productos más económicos.

En cuanto a la elección de los regalos, la mayor demanda la concentraron los juguetes con un 50% de las ventas, seguida por indumentaria (25%), ropa y calzado deportivo (15%), libros y juegos didácticos (8%) y consolas de videojuegos y teléfonos celulares (2%). La caída en las ventas de artículos tecnológicos se debió a la escasez de dinero, indicaron.

Leé también:  Los comerciantes de Esteban Echeverría lanzarán una app para fomentar el "compre local"

“En los pequeños comercios ya habíamos advertido en Navidad que se había frenado la caída de ventas, inclusive con un leve repunte, hoy confirmamos esa tendencia”, resaltó Manusovich, titular de Fedecámaras.

Frente al alza de ventas en los juguetes, Poletto recordó que "en enero de 2019 se registró una reducción del 13,5% en unidades vendidas respecto de 2018". Y explicó que la política de reducción de tasas fijado en el programa Ahora 12 y "las medidas dirigidas a tranquilizar la economía contribuyen a dinamizar la venta de juguetes de producción nacional".

El titular de la CAIJ, de todas maneras, aseguró que el panorama de la industria local aún es preocupante: "Hoy, 4 de cada 10 máquinas de la industria del juguete están paradas". Y bregó por "volver a crecer para recuperar los puestos de trabajo que se han perdido".