Pese a la gran cantidad de promociones, ofertas y descuentos que ofrecieron los comercios, el nivel de compras fue el más bajo de los últimos diez años.
"Se notó poco ánimo de consumo", resaltaron desde CAME.

Las ventas por el Día de la Madre se desplomaron un 13,3% en comparación con el año pasado, pese a la gran cantidad de promociones, ofertas y descuentos que ofrecieron los comercios, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Se trata de la caída más alta de los últimos diez años, incluso superior a la de la crisis de 2008 cuando las ventas sufrieron una caída del 10,5%. Según la entidad, en esta oportunidad, “se notó poco ánimo de consumo” y las compras “estuvieron muy frenadas”.

El rubro de indumentaria, por ejemplo, si bien fue lo más vendido, terminó con una baja del 12,5%. Las caídas más acentuadas se produjeron en artículos para el hogar y uso personal (16,3%), seguido por joyería y relojería (16%) y tecnología (14,7%).

“La caída en las ventas fue muy importante. El mal clima fue uno de los factores que complicó que la gente saliera a comprar”, consideró Carlos Raúl Lima, presidente de Cámara de Comercio e Industria del Partido de San Miguel (CCISM), en Buenos Aires.

Según la encuesta realizada por Focus Market, el 30% de los regalos fueron por montos de hasta $500 y el ticket promedio en los comercios relevados por CAME fue $800, 19,4% superior al año pasado, pero muy por debajo de la efecto inflación.

“La situación del comercio Pyme es muy grave porque arrastra más de un año y medio de pérdidas, y en los últimos seis meses se está trabajando a pérdida, liquidando el stock”, informaron desde la entidad.