El Granate se impuso por 2 a 1 en condición de local y quedó segundo en la tabla de posiciones, en consonancia con la Primera. Los goles fueron todos en el primer tiempo.
Lanús ganó con goles de Donato y Martínez y festejó en Guidi y Cabrero.
Lanús ganó con goles de Donato y Martínez y festejó en Guidi y Cabrero.

El Clásico del Sur comenzó a jugarse en la mañana del viernes con el duelo entre Lanús y Banfield en Reserva. Y el local arrancó con el pie derecho.

En la cancha auxiliar de la Fortaleza, el Granate se impuso por 2 a 1 y escaló a la segunda ubicación en la tabla de posiciones. El Taladro, con 22 puntos (uno menos) quedó en la cuarta colocación.

La mañana arrancó bien para los dirigidos por Rodrigo Acosta, hermano del Laucha. A los 10 minutos, una falla defensiva en la salida de Banfield permitió que Esquivel pruebe a Cambeses y que, en el rebote, el goleador Donato no lo perdone.

Leé también:  Lenis: "Tengo que aprovechar los minutos que me dan"

Rápidamente, el Taladro fue en busca del empate y lo encontró a través del “Jardinerito” Cruz con un golazo a los 27 minutos. En una jugada que arrancó desde los pies de Cambases y pasó por toda la cancha, Cruz definió con un remate cruzado y bajo para el 1 a 1.

Poco le duró el festejó al equipo de Hugo Donato. A los 38, el paraguayo Martínez volvió a adelantar al Granate ante la pasividad de la de defensa del Taladro y le puso cifras definitivas al resultado.

El andar de Lanús en la Superliga está muy relacionado con lo que hacen “los pibes” en la Reserva. ¿Se trasladará el resultado al derby de mañana?