El Granate, que había dado vuelta el encuentro con dos goles del pibe De la Vega, no logró sostener la ventaja y Atlético,sobre el epílogo, lo empató con gol de Gissi.
Acosta no pudo gravitar bastante por la banda.

En un partido emotivo, Lanús perdió dos puntos en la última jugada ante Atlético Tucumán y volvió a masticar bronca en la recta final de la Superliga. Pese a eso, sigue en zona de Copa Libertadores.

En el primer tiempo, el Decano golpeó en el amanecer y rápidamente acomodó el trámite a su favor: a los 4 minutos,   Aguirre definió bárbaro de cabeza tras un tiro de esquina desde la izquierda y así puso el 1-0 gracias a una mala cobertura defensiva del Granate.

Leé también:  Sand: "El momento más especial en Lanús fue en 2007"

El del Sur se quiso recuperar rápido a ese gol tempranero, pero le faltó claridad en los últimos metros y falló en el último toque. Así acumuló situaciones, tres muy claras: dos en los pies de Auzqui, una que pegó en el palo y otra que tapó Sánchez, y la última fue de Sand.

Esa ambición mermó con el correr del partido, los tucumanos le encontraron la vuelta al partido y comenzaron a ganar tranquilidad, sustentado por un gran trabajo de su arquero.

Sin embargo, en los cambios que realizó en el complemento, Luis Zubeldía encontró la llave para acomodar el trámite.

Primero avisó con un remate de Orsini y luego, a 22 minutos, castigó por intermedio de un golazo del juvenil Pedro De la Vega, que en la primera que tocó clavó al ángulo y le dio justicia al marcador.

Leé también:  Charlas en vivo para los hinchas de Banfield y Lanús

A los 43, tras una gran jugada colectiva, el pibe De la Vega definió bien a la red para poner en ventaja a su equipo e ilusionarse con cortar la malaria de triunfos.

Pero eso no pasó. En la última jugada, Gissi ganó dentro del área y le arrebató dos puntos importantes al Granate, que masticó bronca en el final y complica su lugar en la próxima Copa Libertadores.