Con goles de Vera, Pasquini, Sand y Orsini el Granate, que se complicó en un tramo del partido, derrotó a Argentinos Juniors por 4-1 y espera rival: Defensa o Independiente.
Lucas Vera abrió el camino de la goleada de Lanús, que se metió en cuartos de final.

Lanús se clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina al golear por 4-1 a Argentinos Juniors en cancha de Arsenal de Sarandí. El Granate apenas tuvo un bache en el partido cuando descontó el equipo de La Paternal, pero después retomó el camino y avanzó sin sobresaltos. Ahora espera por el ganador de Defensa y Justicia-Independiente.

El equipo de Zubeldía le encontró rápido la vuelta al partido. Ya ganaba desde los siete minutos con una gran maniobra colectiva. Arrancó Di Plácido en zona defensiva, abrió a Auzqui, pared con Sand (devolución top), centro y definición de Vera al primer palo.

Auzqui por derecha y Moreno, en su vuelta al equipo, fueron un problema sin solución para los laterales de Argentinos.  Sand, cada vez que se tiraba a los costados encontraba espacios, Acosta también comprometía con su gambeta. El Granate tenía todo controlado.

Leé también:  Lanús apura la enfermería

Para no pasar apremios clavó otro golazo. Pasquini le dio de tiro libre, la pelota superó el vuelo del arquero, pegó en el poste izquierdo y entró. Delirio detrás del arco defendido por Chaves. La impotencia de Argentinos quedó reflejada en la patada de Angeleri a Marcelino.

Con el 2-0, Lanús estaba más que cómodo, pero hubo un click en el partido que posibilitó la reacción del rival. Mano de Pasquini yendo al piso ante tiro de Sosa y penal cobrado por Penel que Silva canjeó por gol. Argentinos, que no estaba en partido, se metió rápido ayudado por el descuento y tuvo el empate dos veces con Angeleri (tapó Rossi y despejó Valenti en la línea).

Lautaro Acosta sufrió la falta que originó el penal y el tercer gol Granate.

El cimbronazo no pasó para los de Zubeldía. Se jugaban segundos del complemento cuando Silva tuvo el empate y remató desviado. Era otro Lanús y claro, otro Argentinos, que tomó la pelota con más asiduidad, proyectó a sus laterales y metió a su adversario dentro del área de Rossi. Una falta de Angeleri a Acosta que merecía tarjeta (y expulsión) fue omitida por el árbitro ante el reclamo de los jugadores Granates. El ex Estudiantes seguía con vida y en partido.

Leé también:  En la Fortaleza, Lanús busca prolongar su andar ganador

Pero en el mejor momento del Bicho, Gómez barrió abajo y se llevó puesto al Laucha. Penel no dudó y Sand se hizo cargo de la pena máxima para gritar el tercero que le devolvía el alma al cuerpo a Lanús.

El partido quedó a merced del Granate, que tuvo la contra para llegar a la goleada. Los de Dabove se desbocaron en la búsqueda del descuento y dejaron espacios. Acosta y Sand estuvieron cerca del cuarto grito, hasta que el Pepe le sirvió el centro al ingresado Orsini, que de cabeza selló el pase a los cuartos de final.