Facundo Quignón se reintegró a los trabajos y tomó contacto con la pelota, en la mejor noticia para Luis Zubeldía. En tanto, Carlos Auzqui es duda por un esguince de rodilla.
Carlos Auzqui es el más comprometido de los lesionados del Granate con vistas al partido con el Rojo.

Lanús se clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina y esta semana cambió el chip a modo Superliga Argentina de Fútbol, ya que el domingo visitará a Independiente desde las 17.45, con el arbitraje de Mauro Vigliano.

El foco de atención está en la enfermería, donde Facundo Quignón (ausente ante Argentinos) y Carlos Auzqui se recuperan de sus respectivas lesiones.

El volante central dejó atrás una molestia muscular y trabajó a la par de sus compañeros, mientras que el ex River sufrió un esguince de rodilla en Sarandí, pero no tiene compromiso articular y se lo esperará hasta último momento.

Leé también:  En la Fortaleza, Lanús busca prolongar su andar ganador

De acuerdo a lo trabajado, Quignón ya tomó contacto con la pelota y no sintió molestias. En el caso de que Auzqui (autor de goles ante Unión y Central Córdoba de Santiago del Estero) no llegue en óptimas condiciones, el técnico Luiz Zubeldía se inclinaría por Pedro de la Vega, quien fuera su reemplazante en la goleada frente al Bicho por el torneo federal.

El Granate, con 10 puntos, está junto a Talleres de Córdoba y Patronato de Paraná a tres unidades del solitario líder San Lorenzo y a una de Boca, el único escolta.