La estación aérea porteña mantuvo interrumpida sus operaciones de despegue durante aproximadamente una hora a raíz del temporal que se abatió sobre la ciudad de Buenos Aires, lo que provocó retrasos en todas las compañías.

tormenta aero

Según informaron a Télam fuentes aeroportuarias, el cese temporal y parcial de operaciones se debió a la suspensión en la carga de combustibles a las aeronaves a raíz de la actividad eléctrica que se registraba sobre la zona, y se extendió entre las 6 y las 7.

La situación ocasionó demoras en los servicios que tenían pautada su partida a partir de las 6, aunque no afectó los arribos.
No obstante, las fuentes señalaron que estas demoras seguramente tendrán una repercusión en los vuelos programados para el resto de la mañana.