La actividad acumuló 11 meses a la baja según el último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
La mayoría de los empresarios no cree que la reactivación llegue este año.

La producción de las pymes industriales se desplomó un 8,4% interanual en marzo y acumuló 11 meses a la baja en uno de los momentos más críticos de la economía, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En el primer trimestre la actividad se contrajo un 7,5% respecto al mismo período del año anterior y la preocupación de los empresarios se hace sentir cada vez con mayor fuerza ante la ausencia de señales que dejen entrever el inicio de una recuperación.

Leé también:  Tras el cierre de la metalúrgica Eitar, los empleados buscan armar una cooperativa

Según CAME, “el 75% de los empresarios consultados no cree que la reactivación comience este año” y eso “está impulsando a muchos a realizar cambios en la estructura de la empresa” para reducir costos o buscar nuevos negocios para sortear la crisis.

Los sectores más perjudicados fueron los relacionados con la producción de material de transporte (-18,2%); productos minerales no metálicos (-13,7%); calzado y marroquinería (-13,5%); caucho y plástico (-12,9%) y maquinaria y equipos (10,9%).

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial que se realiza a unas 300 PyMEs argentinas. Para el organismo, "la situación de la industria sigue siendo delicada”, aunque apuntó que existen algunos “cambios de comportamiento a tener en cuenta”.

Leé también:  La actividad económica cayó un 5,8%

¿Cuáles? El uso de la capacidad instalada subió a 60,6% en el mes y que cuatro de cada 10 PyMEs manufactureras tienen planeado o están evaluando realizar nuevas inversiones.

Esta situación genera, según la CAME, que muchos de ellos impulsen cambios en la estructura de sus compañías o innovaciones que les permitan reducir costos, introducir nuevos productos o exportar para sortear la crisis.

De acuerdo con lo que precisó el organismo, el dato positivo es que el uso de la capacidad instalada en estos establecimiento subió a 60,6 por ciento en ese mismo mes.
Además, la CAME aseguró que actualmente cuatro de cada 10 PyMEs manufactureras tienen planeado o están evaluando realizar nuevas inversiones en el año.

Leé también:  La industria de la construcción cayó un 7%

FG/GAM