La actividad económica prolongó en septiembre el profundo proceso recesivo iniciado hace más de un año.
Macri terminará su gestión sin poder revertir la crisis que afecta a casi todos los rubros económicos.

La actividad económica prolongó en septiembre el profundo proceso recesivo iniciado hace más de un año, ya que, según estadísticas oficiales y en la medición interanual, la producción industrial bajó más del 5% y la construcción se desplomó 8,5%.

La difusión de las cifras correspondientes a septiembre por parte del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) confirmaron que Mauricio Macri terminará su gestión sin poder revertir la crisis que afecta a casi todos los rubros económicos.

En el caso de la industria, el período en recesión se inició en mayo del año pasado -17 meses seguidos- y en la construcción empezó en agosto de 2018 -13 meses- y ni siquiera el impulso de la obra pública pudo mejorar la performance en uno de los sectores más dinamizadores de la economía.

Según el organismo público, la producción industrial sufrió en septiembre una caída del 5,1% con relación a igual período de 2018 y acumuló en nueve meses una retracción de 7,8% respecto de igual período de 2018.

Con relación a agosto anterior, la serie con estacionalidad tuvo una disminución en su nivel de 7,3%.

El último dato positivo de la actividad manufacturera se dio en abril de 2018, cuando experimentó un crecimiento interanual del 4%.

Desde allí inició un proceso recesivo que tuvo su punto más alto en diciembre del 2018, cuando la producción cayó 14,9% con relación a igual mes de 2017, mientras en marzo pasado tuvo una disminución del 14% en la misma comparación.

La industria sintió el golpe producido tras las elecciones primarias de agosto que dejaron una fuerte devaluación del peso y casi todos los rubros registraron mermas.

Sin embargo, el rubro que pudo evitar la caída fue Alimentos y Bebidas que tuvo en septiembre una leve suba del 0,2% contra igual período de 2018, motorizado por los sectores de carne vacuna, con un alza del 17,7% y la aviar, con el 13,1%.

Según el indicador oficial, la fabricación de vehículos automotores bajó 24,6%, en septiembre contra igual período de 2018 y acumuló en nueve meses una fuerte baja del 31,5%.

La producción de autopartes disminuyó 12,8% en septiembre en la comparación interanual y acumuló una merma del 13,3% en lo que va del año.

En cuanto a la actividad de la construcción, cayó 8,5% en septiembre con relación a igual mes del 2018 y acumuló en lo que va del año una baja del 8%.

Según los Indicadores de Coyuntura de la Actividad de la Construcción (ISAC), en la medición desestacionalizada la industria registró también una disminución del 4,6% en septiembre respecto de agosto anterior.

La encuesta cualitativa detalla que el 77,9% de las compañías que se dedican a obras públicas y el 58,7% de las empresas que se desempeñan en el sector privado estimaron que el nivel de actividad seguirá con tendencia negativa en el último trimestre del año.

Según el sondeo, el 39,1% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad no cambiará y el 2,2%, que aumentará, entre octubre y diciembre próximos.

El 22,1% de las empresas dedicadas a la obra pública opinó que el nivel de la actividad no cambiará y ningún encuestado expresó que el sector mejorará en los próximos tres meses.

Las firmas que estimaron una baja del nivel de actividad la atribuyeron a la caída de la actividad económica, la inestabilidad de los precios, los atrasos en la cadena de pagos y a los altos costos de la construcción, entre otras causas.

La superficie a construir, autorizada por los permisos de edificación otorgados en los 60 municipios más importantes del país, experimentó en septiembre una baja de 18,0% con relación al mes anterior y otra del 16,7% comparada con al mismo mes del año anterior.