La facción sindical de la Federación de los Trabajadores de la Carne, que el miércoles atacó a los empleados de la empresa para obligarlos a cambiar de convenio, estaría ligada al Gobierno a través de su dirigente, José Fantini.
Luego del ataque a los trabajadores de Ecocarnes.

Los trabajadores del frigorífico Eco-carnes (ExCocarsa), ubicado en la localidad de Virreyes, San Fernando, fueron atacados este miércoles por unas 300 personas ligadas a la Federación de los Trabajadores de la Carne. En el enfrentamiento, dos empleados resultaron heridos.

Según trascendió, el objetivo de la patota sindical es imponerle a los trabajadores el cambio de convenio, lo que resultaría una precarización y ajuste para los empleados que rechazan este cambio. Esto en línea, con la reforma laboral que impulsan desde el Gobierno.

Leé también:  Triunfo obrero en Ran-Bat: reincorporan a los trabajadores

Lo cierto es que el secretario general de Federación de los Trabajadores de la Carne, José Fantini tendría un vínculo cercano con Mauricio Macri:

El 23 de marzo de 2018, el presidente tuvo una importante reunión con gremialistas oficialistas para "analizar las consecuencias de la tecnificación del mundo laboral". Entre ellos, se encontraba Fantini, un dirigente que manifiesta una clara cercanía con el Gobierno; igual el 22 de septiembre de 2016, el ministro de Trabajo Jorge Triaca tuvo una reunión más amplia con todos los sindicalistas afines a Cambiemos a la que también asistió el titular de la Industria de la Carne.

Leé también:  Se incrementaron los despidos de gerentes y mandos medios de empresas
Durante una reunión: Macri y Fantini.

BATALLA CAMPAL. Esta semana, la patota de la Federación tuvo un accionar descontrolado al incendiar un colectivo y otros vehículos, además del ataque con armas de fuego que recibieron los trabajadores, que dio como resultado dos heridos de bala que se encuentran en terapia intensiva.