La UOM dio a conocer un informe sobre la dura realidad que atraviesan las empresas del sector. Hay reducción de horas extras y la mitad del equipamiento está inactivo.
El retroceso en el nivel de actividad afecta directamente al empleo.
El retroceso en el nivel de actividad afecta directamente al empleo.

En medio de la crisis económica que se vive en el país, las fabricas metalúrgicas son uno de los sectores más golpeados. Así lo dio a conocer la Unión Obrera Metalúrgica.

El sindicato presentó un informe sobre el sector que afirma que la caída de la actividad acumula en dos años un 8,3%.

Según el Boletín de Actividad mensual, el uso de capacidad instalada se ubica en el 51,1%, lo que implica que prácticamente la mitad del equipamiento y maquinaria existente en el sector se encuentra inactiva.

Leé también:  San Cayetano: miles de fieles piden trabajo en un contexto de crisis

Además, ese retroceso en el nivel de actividad también se refleja en el empleo: cerca de la mitad de los empresarios encuestados indicó redujo su plantilla de personal en relación al mismo período del año anterior. El informe señala que estos datos “revelan el continuo deterioro en el nivel de empleo”.

El 36% de los empresarios consultados indicaron que, durante los cinco primeros meses del año, redujeron las horas extras; un 15% redujo la jornada laboral; mientras que el 10% respondió que había recurrido a la solicitud del programa de recuperación productiva (Repro) o proceso preventivo de crisis. Un 7%, en tanto, indicó que había echado mano a la suspensión de personal en los primeros cinco meses del año en curso.