La Policía investigaba el caso de una adolescentes en el Barrio Virrey del Pino y descubrieron un búnker de drogas desde donde les dispararon.
Los narcos atacaron a la Policía que investigaba el lugar.
Los narcos atacaron a la Policía que investigaba el lugar.

Los Policías que buscaban a una adolescente fugada de su hogar por el barrio La Palangana, de la localidad bonaerense de Virrey del Pino, descubrieron un búnker de drogas desde donde les dispararon y, tras un operativo, detuvieron a uno de los dealers y secuestraron más de mil dosis de marihuana y pasta base.

El hecho ocurrió alrededor de las 17 de ayer cuando efectivos de la comisaría segunda sur del Partido de La Matanza recorrían en patrullero el mencionado barrio con una mujer que había denunciado que su hija de 15 años se había escapado de su casa en la localidad de Merlo Gómez y tenía la información de que la habían visto deambulando por La Palangana.

Leé también:  Así reaccionó un Policía tras un intento de robo en un kiosco de Glew

En una de las recorridas a pie de los policías por la zona, los efectivos pasaron por la puerta de una vivienda en construcción y vieron un "pasamanos" típico de una transacción de drogas entre dos hombres, por lo que de inmediato les dieron la voz de alto.

Según las fuentes, los efectivos lograron interceptar al vendedor de la droga, un hombre de 32 años, pero otros dos sospechosos salieron corriendo del lugar.

En la fuga, uno de ellos efectuó disparos al aire con un arma de fuego, pero los policías decidieron no responder, ya que, pese a que estaba a resguardo dentro del patrullero, la madre de la adolescente buscada estaba con ellos.

Leé también:  Budge: gracias a las cámaras de seguridad evitan un robo y detienen a dos delincuentes

En presencia de dos testigos, los policías entraron a la construcción tipo búnker y allí encontraron 450 dosis de picadura de marihuana, con un peso total de 1,560 kilos, y 600 envoltorios de pasta base.

Además, se secuestraron unos 2.500 pesos en cambio, que se presume es parte del dinero de las ventas, y una pistola calibre 380 con pedido de secuestro desde 2016 durante un robo que se tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de La Matanza.

Desde la UFI temática de Drogas de La Matanza avalaron todo lo actuado por el personal policial y dispusieron la aprehensión del dealer en el marco de una causa caratulada como “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y tenencia de arma de guerra”.