El arzobispo emérito de La Plata, Héctor Aguer, salió al cruce del presidente Alberto Fernández tras sus dichos sobre la interrupción legal del embarazo en Francia.
La frase de Aguer sonó a una especie de desafío a la Casa Rosada.

Mientras el Gobierno trabaja por estos días en un proyecto para legalizar el aborto, la Iglesia católica volvió a mostrar su descontento sobre el regreso de este debate al Congreso, y el arzobispo emérito de La Plata, Héctor Aguer, desafió al oficialismo de forma tajante y sin medias tintas: "Vamos a ver si consiguen los votos".

La frase de Aguer sonó a una especie de desafío hacia la Casa Rosada. En la Iglesia Católica saben del poder que acumulan todavía en muchas provincias del país y esperan que eso los ayude a frenar la iniciativa que el Poder Ejecutivo impulsará este año cuando comience el período de sesiones ordinarias.

"El argumento principal contra la legalización del aborto no es religioso, teológico, sino científico. ¿Qué es eso que crece en el seno de una mujer embarazada? ¿Es un ser humano o un bicho de otra especie? De eso no se puede dudar. Es científico", subrayó Aguer.

El exarzobispo de la Arquidiócesis de La Plata también cuestionó la cifra de "500 mil (mujeres muertas en procedimientos clandestinos) por año, como dicen las abortistas".

A su entender, el aborto es "una reivindicación de la burguesía", porque "las pobres son las que más se aferran a su hijito".

En declaraciones a radio Continental, Aguer cuestionó al presidente Alberto Fernández por haber comparado al aborto con el divorcio y utilizar "un argumento lacrimógeno", al citar el caso de su padres.

"Le recordaría (al Presidente) lo que dijo Evita en un congreso en Barcelona: ‘nuestro siglo XX será recordado como el del feminismo victorioso, la victoria del feminismo consiste en la indisolubilidad del matrimonio y la presencia de la mujer en el hogar, Yo le diría al presidente que su postura no es peronista en absoluto’", resaltó el religioso.

Aguer respondió los dichos del mandatario nacional días atrás en París, Francia, donde ratificó que su gobierno trabaja para enviar un proyecto sobre aborto al Congreso este año.

Si bien dentro del Gobierno también existen matices y algunos dirigentes hablaron de "despenalización", se espera que el texto que llegue al Parlamento plantee el aborto legal a partir de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

En la elaboración del proyecto colaboran el Ministerio de Salud, el de las Mujeres, Géneros y Diversidad y el Poder Ejecutivo, sin fecha confirmada de presentación.